¿Cómo tener más batería en los iPhone XS y XR?

Este mes Apple ha puesto a la venta las nuevas baterías externas para los iPhone XR y XS para algarabía de muchos usuarios pese a los 129€ que cuesta.

A mí este tipo de funda-batería nunca me ha llamado la atención porque cada año son contadas las ocasiones en las que necesito cargar el teléfono más de una vez al día, pero es que en esta época de mi vida en la que he racionalizado y controlado el uso del teléfono creo que no la aprovecharía ni un solo día en caso de tenerla.

Antes de ir a dormir conecto el teléfono a la red con bastante batería disponible, tanta como para qué raro sea el día en el que la batería no esté entre el 65% y el 80% (!).

¿Truco? Ninguno salvo el comentado: racionalizar su uso. Twitter 4-5 veces por día, Mensajes, WhatsApp y Telegram 2-3 veces, correo electrónico 2-3 veces y los típicos vistazos al calendario, Drafts para anotar algo y poco más.

Sé que no descubro la pólvora. Para tener más batería simplemente hay que usar menos el teléfono, pero entiendo que estando delante del ordenador unas 7 horas diarias el teléfono debe pasar a segundo plano con el objetivo de evitar distracciones constantes.

Leer Twitter en bloques de tiempo

Una de las ideas que tengo para este 2019 es leer Twitter en bloques de tiempo. Twitter es una red social imprescindible para mí a nivel profesional y lo que quiero es aprovechar al máximo su uso y no caer en el goteo constante de información.

Por ello mi idea es dejar un tiempo bloqueado diario para leer Twitter —también Pocket y algunos blogs y webs— con tranquilidad. Ese rato me permitirá aprovechar mejor el resto del día, estar más presente y sacar mejores ideas o reflexiones de lo que haya leído.

Se puede leer Twitter y obtener buenas ideas sobre las que escribir si se lee con calma y no en cualquier impulso como hacemos muchas veces ahora.

El experimento de los canales en Telegram

A finales de febrero, Telegram lanzó una audaz actualización de sus canales que permitían más opciones para compartir contenido dentro de cada canal, enlaces a posts concretos del canal para compartirlos por cualquier medio fuera de Telegram, mensajes silenciosos, edición de mensajes y más.

Inmediatamente pensé que los canales de Telegram tenían un potencial enorme para contactar con mucha gente de forma directa, más aún que en Twitter en el sentido de mayor contacto y más personal por decirlo de algún modo, aunque evidentemente, mucho menos masivo.

El caso es que cinco días después creé el canal de @nbamaniacs en Telegram con la idea de que los aficionados a la NBA pudiesen recibir de forma directa noticias, enlaces y comentarios en formato de texto o audio por nuestra parte de la actualidad de la liga. Desde entonces hemos ido sumando usuarios poco a poco y aunque la cifra es pequeña —apenas rozamos los 1.000 suscriptores en el canal— no deja de parecerme un proyecto interesante con mucho potencial.

Semanas después he ido viendo como los canales de Telegram empiezan a florecer poco a poco, como el de eldiario.es, MacStories, Ofertitas u Ofertas de Amazon por poner algunos ejemplos. Habrá que dar tiempo —¿todo 2016 quizás?— a que Telegram y este tipo de canales se hagan mas conocidos y ver cómo se puede crecer y hacer llegar contenido al usuario de este modo tan atractivo.

Por qué odio WhatsApp y me gusta Telegram

¿La respuesta corta? Usar WhatsApp en lugar de Telegram es comparable a seguir utilizando ‘pen drives’ USB para compartir documentos en lugar de aprovechar opciones como Drive, Dropbox o incluso el correo electrónico. Tiene su utilidad, pero que sea algo que se haya convertido en un sistema de comunicación ‘de facto’ en España me supera.

¿La respuesta larga? La explico punto por punto a continuación: Sigue leyendo «Por qué odio WhatsApp y me gusta Telegram»