Adiós, Evernote

Me parece increíble escribir este artículo. Evernote fue una de las aplicaciones que más hicieron por mi transformación de alguien profesionalmente poco interesado en la organización a una persona que quería tener todo controlado y localizado. Pero nada es eterno y he decidido abandonar Evernote.

Los motivos son dos:

  1. Con el paso de los años Evernote se ha ido convirtiendo en una aplicación farragosa y lenta, poco útil en momentos en los que la velocidad lo es todo a la hora de acceder a notas y archivos. Éso me forzó a comenzar a usar otras aplicaciones con las que lograba consultar más rápido a lo que necesitaba y a depender menos de Evernote.
  2. La dirección de Evernote ha sido cuanto menos cuestionable en el periodo 2012-2015; debido a ello la empresa se encuentra en un proceso de cambio y su directiva ha decidido establecer nuevas líneas comerciales. Ahora, para poder seguir sacando partido a la herramienta, prácticamente será imprescindible ser un usuario de pago. No tengo nada contra los servicios o aplicaciones que requieren una cuota mensual para poder utilizarlos, pero hace mucho tiempo que perdí el interés en pagar por Evernote ya que no me aportaba nada salvo las notas colaborativas.

El caso es que la decisión de abandonar completamente Evernote ha llegado sola, pues llevaba casi un año usando Evernote menos de una vez por mes al haberme habituado a trabajar de otra forma.

Las notas rápidas

Tomo notas diariamente, sin parar. Apunto todo porque soy un firme creyente del mantra que predica que el cerebro no está para actuar como un robot que te recuerde tareas, conversaciones o datos. Dado que soy usuario de Drafts desde hace años y que siempre llevo el teléfono encima, decantarme por Drafts como el sitio donde todas mis notas empezaban se convirtió en algo natural. Tanto como para poner la aplicación en el lugar de honor deldock del iPhone: esquina inferior derecha.

En Drafts escribo texto que luego puede terminar en Airmail (correos), Ulysses (artículos), Telegram o Whatsapp (mensajes), Twitter e Instagram o Notas (notas, LOL). En Drafts el texto está temporalmente ya que es el lugar más rápido para comenzar a escribir pero no el idóneo para mantenerlo. Por eso cuando el texto que he escrito lo quiero conservar para el futuro en forma de nota u archivo, pasa a otro lado.

Las notas permanentes

Notas de Apple dio un cambio brutal en iOS 9, así que es la aplicación que me sirve y basta para mis necesidades en cuanto a notas:

  • Texto a secas.
  • Listas de items.
  • Texto e imágenes en formato jpg.
  • Archivos en formato pdf.

No necesito más, por lo que la opción natural tras abandonar una potente aplicación como es Evernote —OneNote— no la necesito.

Las notas colaborativas

La última característica por la que seguía usando Evernote era por la posibilidad de usar notas compartidas colaborativas. Tengo notas con inventarios, recetas y documentación compartidas con mi mujer, pero pagar a Evernote solo por ello hubiese resultado excesivo. La solución ha sido pasar temporalmente esas notas y archivos a Drive y luego volver a pasarlos a Notas de Apple cuando iOS 10 sea público y sea posible editar notas entre varios usuarios. De hecho que Apple anunciase en junio que Notas iba a poder tener notas colaborativas fue lo que realmente me empujó a tomar la decisión de abandonar Evernote.

Un extra: las notas con datos críticos

Trabajes o no existen ciertas notas que requieren una seguridad extra por contener datos confidenciales: cuentas bancarias, contraseñas de todo tipo, datos personales o de empresas, documentación especial como escrituras, etc. Lo cierto es que este tipo de notas y archivos es conveniente tenerlos a mano en todo momento pero a la vez es raro necesitar usarlos de forma habitual, así que mejor que una aplicación estándar como Notas hay otras opciones con mayor seguridad como 1Password. Si además necesitamos compartir esas notas, 1Password ofrece planes para equipos o familias.

Peel, fundas minimalistas para iPhone y iPad

Cambiar de funda en el iPhone es como un vicio para mí. Me gusta hacerlo cada poco tiempo y las fundas finas son mis favoritas. Tras la decepción sufrida con las Shumuri y las escasas semanas que aguantaban en su estado inicial, descubrí las fundas de Peel. Son extremadamente finas pero más robustas y completas que las Shumuri, lo que permite que aguanten mejor el paso del tiempo.

Además su web es una delicia y el proceso de compra y atención al cliente es perfecto. Las envían desde Estados Unidos, pero pocos días después de adquirirlas llegaron a España.

Si buscas una funda fina para un iPhone o ciertos modelos de iPad, hazte con una funda Peel. Además desde este enlace puedes comprar los productos Peel con un 20% de descuento.

Los grupos de WhatsApp: evita la tortura

Ya han pasado casi dos años de un post que publiqué en el que explicaba mi decisión de desactivar las notificaciones del correo así como las de todos los grupos de WhatsApp. Así lo conté por aquel entonces:

Lo que he hecho con estos grupos es silenciarlos y entrar a revisarlos dos o tres veces al día en momentos muertos. Si es vital contestar a algo, que va a ser que no, ya me llamarán.

Hace poco que Berto Pena en su blog Thinkwasabi ha escrito sus “reglas de oro” para utilizar WhatsApp sin volverse loco y uno de los puntos que trata es precisamente el de los grupos:

Para empezar a los grupos les quito la notificación, sólo lo tengo para los mensajes. Porque conozco personas con más de 15 grupos que cada tres minutos reciben una notificación. Y el volumen de “dings” es salvaje (el caso es que no les pagan por eso y además tienen otra vida, trabajo, Correo…) Por otro lado, como hago con mis otras distracciones, las elimino cuando necesito cierta concentración, o me interesa disfrutar de un momento mío o junto a otros: una película, un café, un libro…

Berto va más allá diciendo que procura salirse de los grupos en los que le meten salvo casos contados. Actualmente estoy en 14 grupos de familia y amigos —siete en Whatsapp y siete en Telegram— y no me quiero salir de ninguno, pero por supuesto los tengo silenciados de forma permanente todos y sigo actuando igual: entro dos o tres veces al día a ver si hay mensajes nuevos, pero no estoy entrando de forma permanente y contestando al minuto salvo que esté en un tiempo muerto sin nada que hacer. Se te puede ir media vida en este tipo de grupos con cientos de mensajes diarios si no lo controlas de alguna forma.

El experimento de los canales en Telegram

A finales de febrero, Telegram lanzó una audaz actualización de sus canales que permitían más opciones para compartir contenido dentro de cada canal, enlaces a posts concretos del canal para compartirlos por cualquier medio fuera de Telegram, mensajes silenciosos, edición de mensajes y más.

Inmediatamente pensé que los canales de Telegram tenían un potencial enorme para contactar con mucha gente de forma directa, más aún que en Twitter en el sentido de mayor contacto y más personal por decirlo de algún modo, aunque evidentemente, mucho menos masivo.

El caso es que cinco días después creé el canal de @nbamaniacs en Telegram con la idea de que los aficionados a la NBA pudiesen recibir de forma directa noticias, enlaces y comentarios en formato de texto o audio por nuestra parte de la actualidad de la liga. Desde entonces hemos ido sumando usuarios poco a poco y aunque la cifra es pequeña —apenas rozamos los 1.000 suscriptores en el canal— no deja de parecerme un proyecto interesante con mucho potencial.

Semanas después he ido viendo como los canales de Telegram empiezan a florecer poco a poco, como el de eldiario.es, MacStories, Ofertitas u Ofertas de Amazon por poner algunos ejemplos. Habrá que dar tiempo —¿todo 2016 quizás?— a que Telegram y este tipo de canales se hagan mas conocidos y ver cómo se puede crecer y hacer llegar contenido al usuario de este modo tan atractivo.

El podcast que puede cambiar tu vida

No estoy de broma y puedo demostrarlo.

Hace unos años mi vida no era tan ordenada como lo es ahora. En realidad tenía bastantes tareas, pero nadie me había enseñado a trabajar de forma correcta, ser productivo y permanecer organizado. Para añadirle una mezcla más al cóctel, estaba en pleno cambio profesional, dirigiendo mi atención y esfuerzos a un sector en el que no había trabajado nunca y creando un proyecto adicional que no sabía donde me llevaría.

Sin nadie a mi lado en el trabajo en el que poder delegar ciertas tareas, aprendí sobre la marcha cómo hacer muchas de ellas y, lo más importante, cómo tratar de hacerlas del mejor modo posible. En algunas tuve éxito y en otras muchas no, pero seguí interesándome por trabajar y vivir mejor. Continuar leyendo “El podcast que puede cambiar tu vida”

Airmail 1.1, la actualización que rompe esquemas en iOS

La mejor aplicación de correo para iOS y OS X llega a la versión 1.1 con decenas de novedades.

Lo que han hecho los desarrolladores con la versión 1.1 de Airmail para iOS es brutal y absolutamente digno de elogio. Éstas son las principales novedades:

  • iPad Support – with split screen and multitasking
  • Keyboard Support – specific actions to be linked with common shortcuts
  • Read Receipts – track when messages are read
  • Send Later – schedule an email for the right time, even if the app is closed (Gmail + Exchange)
  • Smart Folders – use saved searches as smart folders with powerful operators
  • Touch ID – to restrict access to the app
  • Group support in composer
  • Reply Reply All switcher
  • Draw a quick sketch in the composer
  • 2 finger Swipe to next message
  • Extended Headers – display Extended Headers for integrations with CMS
  • New Actions – Add to Contacts, Full Screen, Unsubscribe Newsletter
  • New Integrations – Due, Proud, Instapaper, Calendar5, PdfExpert5, Byword, Parcel

Solo el hecho de que ahora ya esté disponible para iPad hace que desde este momento Airmail sea mi único cliente de correo (hasta ahora usaba Polymail en el iPad), pero es que las novedades son tantas y lo que ya tenía tan bueno, que hoy por hoy Airmail no tiene rival.

Con Airmail puedes elegir qué cuentas de correo te notifican cuando hay emails nuevos y cuales no, personalizar el aspecto de paneles, posponer mensajes, enviar más tarde, confirmación de lectura, búsquedas guardadas, protección con Touch ID, sincronización con iCloud —característica de la que se habla poco— y mucho más. Las integraciones con Drive, Dropbox, Wunderlist, Instapaper, Evernote, Fantastical o Todoist son imprescindibles para cualquier cliente de correo actual y Airmail ofrece hasta 36 integraciones con diferentes servicios y aplicaciones.

En definitiva, Airmail es el mejor cliente de correo para iOS y OS X de largo, haríais mal en no descargarlo de forma inmediata. Airmail está disponible para iOS por solo 4,99€ pese a ser una aplicación un universal y para OS X por 9,99€.

WhatsApp aumenta seguridad, pero sigue habiendo rastro

Han tardado, pero los responsables de WhatsApp han conseguido que desde ayer utilizar su aplicación para mensajería y llamadas sea una actividad mucho más segura.

“Las llamadas y mensajes enviados a este chat ahora están seguros con cifrado de extremo a extremo.”

El uso que cada uno le de a WhatsApp evidentemente es personal, pero si alguien piensa que porque ahora WhatsApp esté cifrado ya puede poner lo que quiera en un mensaje y que eso no lo vaya a leer nadie nunca salvo su receptor, está equivocado.

Como dicen en el blog de WhatsApp, “ni los delincuentes informáticos, ni los piratas informáticos. Ni los regímenes opresivos. Ni siquiera nosotros”, el mensaje, foto o archivo va de un terminal a otro totalmente cifrado, pero es precisamente ahí donde está una de las claves, en el terminal. En los teléfonos donde se haya escrito y se haya recibido el mensaje, sigue el rastro del mensaje porque no se destruye. Incluso se podrían recuperar esos mensajes mediante ciertas técnicas si se realiza un formateo normal del teléfono o acceder a ellos mediante técnicas de infección con troyanos.

Es por ello por lo que los mensajes con autodestrucción de Telegram siguen siendo los más seguros a la hora de dejar el menor rastro posible en una comunicación mediante una aplicación de mensajería ‘popular’.