El Pebble en el día a día: preguntas y respuestas sobre un producto interesante

Después de dos meses usando un smartwatch tengo una conclusión: no me he cansado de mi Pebble.

pebble makoworks

Cuando se anunció el proyecto Pebble en Kickstarter no hice mucho caso al tema. No me atraía por aquel entonces el uso de un reloj inteligente y así estuve durante mucho tiempo, tanto como para no pensar en comprarlo cuando por fin estuvo disponible al público. Por decirlo de algún modo, ignoré la corriente de early adopters que pusieron millones de dólares de sus bolsillos para que el Pebble se hiciera realidad.

Pero el tiempo pasó y la gente detrás del Pebble fue dotando al reloj de más y más funcionalidades, algunas tan atractivas como para empujarme a comprarlo. Lo hice y no me arrepiento de ello.

Mucha gente no sabe qué es un Pebble, algunos se ríen del concepto smartwatch y otros están interesados en saber más sobre este reloj. Para todos ellos van esta serie de preguntas y respuestas.

¿Para qué sirve un Pebble?

Además de para ver la hora, su función estrella es la recibir en tu muñeca las notificaciones que llegan a tu teléfono.

¿Y eso no es una tontería?

Pues hombre, depende de lo que consideres tontería. Queramos o no, es necesario ver las notificaciones que nos llegan al teléfono y en ciertas ocasiones es una lata estar sacando el teléfono del bolsillo de forma permanente, especialmente si estás con gente alrededor.

Aún más, es patético tener el síndrome del teléfono vibrador por el que cada dos por tres sacas del bolsillo del pantalón porque crees que ha vibrado. Con el Pebble eso no pasa.

Dime la verdad, ¿lo ves útil?

Sí. En mi caso lo utilizo básicamente para dos cosas con un alto grado de satisfacción:

  • Notificaciones: mi iPhone ha dejado de emitir ruidos y vibraciones, siempre está en modo ‘no molestar’, por lo que aparte de ahorrar un considerable porcentaje de batería diario, no contribuyo a la tremenda contaminación acústica por notificaciones que se sufre hoy en día en cualquier oficina o casa. Mi familia está encantada y mis compañeros de trabajo lo agradecen sin darse cuenta de que ahora les molesto menos.
  • Alarma: puedes configurar varias alarmas por vibración y así es como me levanto desde que lo tengo. El reloj vibra, me despierta instantáneamente y no se oyen ruidos que molesten a los demás.

¿Y ya?

Bueno, el Pebble hace más cosas, pero yo no tengo tanto interés en ellas o al menos no me parecen tan destacables como para justificar su compra:

  • Cambio del diseño del reloj: puedes utilizar cualquiera de los cientos de diseños que hay para mostrar la hora, cada día podrás tener un reloj ‘nuevo’.
  • Aplicaciones: existen aplicaciones para Evernote, Twitter, Runkeeper, ebay, calendario, el tiempo, cronómetros, notas, etc.
  • Control de música: iTunes, Spotify, Rdio.
  • Gestión de las notificaciones: ver de una sola vez todas las notificaciones acumuladas sin necesidad de sacar el teléfono.

¿No te agobian las notificaciones?

Si estás en 10 grupos de Whatsapp y permites que te lleguen todas las notificaciones de esos grupos entonces tienes un problema tengas un Pebble o no.

Trato de ser bastante estricto con las notificaciones que recibo, por lo que no recibo más notificaciones desde que tengo un Pebble y tampoco me molestan más que antes, al contrario. He limitado aún más los avisos ya que ahora me voy a dar cuenta sí o sí de ellos por que cada vez que llegue alguna sentiré la vibración.

Además tengo configurado el Pebble para que a las 21:30 dejen de llegar los avisos, por lo que a partir de ese momento no me entero de ninguna llamada, mensaje o correo electrónico salvo que esté usando el teléfono, lo cual ayuda a desconectar de verdad.

¿Cuál es la duración de la batería?

Según los creadores del Pebble, la batería puede llegar a aguantar entre 5 y 7 días, pero esa duración puede verse afectada por el número de notificaciones diarias que recibas. En mi caso suele aguantar entre 3 y 5 días, aunque no supone ningún trastorno cargarle cuando estoy escribiendo frente al ordenador. El reloj incluye un cable USB que permite cargarlo desde cualquier dispositivo que admita USB.

¿Lo recomiendas?

Sí y no. Sí lo recomiendo a todos aquellos a los que alguna de las características que he comentado les puedan parecer interesantes, pero no para mucha gente para lo que un smartwatch no dejará de ser algo por lo que nunca mostrarán interés alguno.

Autor: Elio

Si te ha gustado este post no dudes en suscribirte al feed RSS o a seguirme en Twitter para seguir comentando este y otros artículos que vendrán. Gracias por tu visita.