Convirtiendo un iPad en una pantalla cómoda

Trabajar con un iPad tiene grandes ventajas e inconvenientes y una de estas últimas puede ser la postura requerida para usarlo.

En plena era del iPad Pro, máquina con la que se pueden llevar a cabo jornadas completas de trabajo, encontrar una postura cómoda para utilizarlo es casi una obligación si no queremos crearnos más problemas de espalda y cuello de los debidos.

La naturaleza del iPad al usarlo como portátil simplemente añadiendo un teclado y colocándolo encima de una mesa obliga a mirar hacia abajo, más aún que con un portátil, lo cual llevará más pronto que tarde a sufrir problemas físicos por estar muchas horas en una postura poco adecuada.

Como ahora mismo me encuentro en una época en la que nuevamente un iPad volverá a ser la principal herramienta con la que sacaré adelante el trabajo diario y no podré usar un ordenador en semanas, llevaba un tiempo buscando un elevador para poder usarlo más cómodamente. En el blog de Matt Gemmell, un desarrollador reconvertido a a escritor que ha pasado de usar un iMac de 27 pulgadas a un MacBook de 12 y posteriormente a un iPad Pro de 9,7, el autor publicó una imagen de su despacho en la que se veía el iPad y un elevador llamado Abovetek que me llamó la atención de inmediato. El aspecto de su nuevo despacho, con la sencillez y el minimalismo por bandera, me cautivaron, todo hay que decirlo.

No soy mucho de jugármela con accesorios de marcas que parezcan una de las millares que nacen y desaparecen a diario en China, pero este soporte tenía una estética muy similar a la de la peana que llevan todos los iMac y decidí encargarlo en Amazon. Menuda sorpresa al recibirlo unos días después. Una caja bien presentada, materiales decentes, compatibilidad para usarlo con cualquier tablet de entre 7 y 13 pulgadas y cumpliendo con su cometido aún mejor de lo que esperaba ya que el iPad queda elevado a la altura de la barbilla, una postura mucho más sana para nuestra espalda que la de utilizarlo apoyado en un mesa. Al momento estaba trabajando en mi mesa de despacho como con un ordenador, escribiendo cómodamente textos o emails, gestionando diversas aplicaciones que van de hojas de cálculo a edición de fotos e incluso navegando en PokerStars Casino, The Verge o ESPN, ya que en esta vida también hay que sacar tiempo para el ocio.

Puedo decir sin duda que este soporte me ha salvado para el futuro próximo y sin duda ahora pasaré menos tiempo y más cómodo trabajando. Por cierto, imagino que para quienes trabajen con un iPad Pro de 12,9 pulgadas usar este soporte significará estar prácticamente ante un ordenador de 13 pulgadas —el tamaño de un MacBook Pro, por ejemplo— con mejor postura ergonómica y menor inversión en equipo.

El soporte Abovetek se puede comprar en Amazon por 39€, al menos ese es el precio que pagué yo cuando lo adquirí, pero no suele tener envío inmediato y el plazo de entrega varia entre tres y cinco días. Por el momento puedo decir sin duda que es uno de los mejores accesorios tecnológicos que he comprado en 2017.

Autor: Elio

Si te ha gustado este post no dudes en suscribirte al feed RSS o a seguirme en Twitter para seguir comentando este y otros artículos que vendrán. Gracias por tu visita.