Reflexiones rápidas sobre el iPhone SE

Se espera que el próximo 21 de marzo Apple presente, entre otras cosas, un nuevo modelo de iPhone, el cual según los rumores se llamará iPhone SE.

Llamarlo nuevo modelo tal vez sea arriesgado teniendo en cuenta que el iPhone SE tendrá un diseño prácticamente calcado al iPhone 5 que se lanzó al mercado en 2012, exceptuando unos bordes redondeados en el cuerpo en lugar de los ángulos que tanto se arañaban en aquel modelo.

Lo llamativo de este smartphone es que su tamaño será de 4 pulgadas, convirtiéndose en el primer ‘nuevo teléfono’ de esas dimensiones que Apple introduzca al público desde 2013. No es que Apple no haya estado vendiendo teléfonos de 4 pulgadas desde entonces porque ahí sigue el iPhone 5S hasta nuevo aviso y el incombustible 4S en ciertos mercados emergentes, pero supone una novedad que la empresa de la manzana le de importancia a un tamaño que parecía desterrado.

Y es esto lo que me hace escribir un post. Pienso que un teléfono de 4 pulgadas de Apple tiene un gran potencial de ventas, no ya solo entre los típicos usuarios que buscan un teléfono de tamaño reducido que no les de problemas, sino entre los early adopters que prueban todo y consideran que lo nuevo es lo mejor.

Ahora todos los fabricantes apuestan porque sus teléfonos de gama media y alta incluyan grandes pantallas con las 4,7 pulgadas (tamaño del iPhone 6) casi como el mínimo aceptable, pero pienso que existen millones de usuarios que estarían dispuestos a volver a tener un teléfono más pequeño:

  • Los comentados compradores que quieren todo lo último.
  • Los que se han cansado de llevar un teléfono grande que molesta en el bolsillo del pantalón.
  • Los que solo utilizan iOS para comunicarse y prefieren trabajar desde un ordenador.
  • Los que utilizan iOS para trabajar pero prefieren hacerlo desde un iPad Pro o mini y el teléfono dejarlo para cosas ligeras.

Lo que no está claro es si Apple realmente ha pensado a fondo en esos usuarios o prefiere seguir apostando por el iPhone 6S y el próximo iPhone 7 a presentarse en otoño como sus buques insignia, algo que favorecería mantener un precio medio de venta por terminal muy alto. Personalmente creo que los tiros van por el segundo camino, ya que aunque el iPhone SE incluirá avances técnicos no llegará a la altura del iPhone 6S e importantes mejoras como el ‘3D Touch’ no estarán presentes entre sus características.

Además, a seis meses vista del iPhone 7, es evidente que ese modelo no existirá en versión de 4 pulgadas, pues no tendría sentido alguno presentar un terminal con una duración de medio año aunque ya ocurriese lo mismo con el iPad 3, pero tengo curiosidad por ver hasta dónde ha llegado Apple con las especificaciones técnicas del iPhone SE y comprobar como reacciona el mercado de masas ante este ‘viejo nuevo producto’.

Autor: Elio

Si te ha gustado este post no dudes en suscribirte al feed RSS o a seguirme en Twitter para seguir comentando este y otros artículos que vendrán. Gracias por tu visita.