Star Wars VII: cuando la decepción es imposible

‘El despertar de la fuerza’ es lo que esperábamos desde 1983

¿Conoces esa sensación de esperar algo durante mucho tiempo y que luego te lleves una decepción por no estar a la altura de lo que esperabas? Pues con ‘El despertar de la fuerza’ probablemente te pase lo contrario y lo único que quieras es más y más y que la primavera de 2017 llegue pronto.

El séptimo episodio de Star Wars es una maravilla que devuelve a la saga al sitio que se merece después de serios tropezones con ‘La amenaza fantasma’, ‘El ataque de los clones’ y ‘La venganza de los Sith’.

Si tiene algo malo esta película es que desde ya las mencionadas entregas de la saga estrenadas entre 1999 y 2005 son aún peores. La estética tan digital y limpia de aquellas cintas que mas bien parecían películas de ordenador con algún humano que aparecía de vez en cuando en el escenario, contrastan con la trilogía original y el episodio VII. En ‘The Force Awakens’ la tecnología está tan bien implementada y los efectos especiales tan bien realizados que pasan desapercibidos.

Star Wars nunca debió tener al esperpento de Jar Jar Binks como punta de lanza de un ejército de personajes absurdos, así como tampoco tuvo que ser rodada en un noventa por ciento en un estudio con fondo azul en esa trilogía anodina de principios de siglo.

Me pregunto qué pensará George Lucas tras haber visto ‘El despertar de la fuerza’. Probablemente sea algo como “Se me fue la olla” o “Vaya cagada hice”.

Autor: Elio

Si te ha gustado este post no dudes en suscribirte al feed RSS o a seguirme en Twitter para seguir comentando este y otros artículos que vendrán. Gracias por tu visita.