Yes, we can

La victoria de Barack Obama en las elecciones de Estados Unidos ha despertado en muchos de nosotros la esperanza. Esta sociedad global que hemos creado entre todos contiene errores gigantes; de repente nos hemos dado cuenta que la humanidad se ha arrojado al retrete y alguien puede tirar de la cadena en cualquier momento.

Economía. Estamos en una situación crítica. No me gusta ser agorero pero los números son catastróficos con inflación, déficits públicos, recesión mundial, paro galopante… En definitiva, estancamiento o retroceso de todos los indicadores macro y microeconómicos. Porque no nos engañemos, a todos nos afecta la crisis de una u otra forma y esto es sólo el principio, no se vislumbra la luz al final de túnel. En este duro camino que hemos empezado vamos a sufrir monetariamente como nunca hubiéramos pensado y habrá muchos infelices que no consigan adaptarse a las duras condiciones dadas.

Medio Ambiente. El cambio climático es un hecho innegable a pesar de que ciertas teorías científicas lo discuten argumentando que ha habido épocas pasadas en la Historia con subidas de temperaturas o glaciaciones. No soy científico pero sé que talar un árbol no es beneficioso y la Tierra es deforestada sin control. Sé que derrochamos energía como si no importara bajo el pretexto de que “tener encendida una bombilla/TV/aparato 15 horas a día sólo cuesta unos céntimos, no seas rata y no apagues”. Sé que seguimos dejando el maldito grifo del agua abierto más de lo necesario. Sé que la humanidad es tan estúpida como para que agotemos todos los recursos naturales y que nos encaminemos sin remedio a un escenario en el que nuestro planeta no pueda abastecer alimentos para todos.

Guerras. Sólo nosotros podemos ser tan ignorantes como para seguir enfrascados en guerras en el siglo XXI y potenciando el armamento nuclear tras haber pasado dos Guerras Mundiales con decenas de millones de vidas degolladas y episodios tan denigrantes para la conciencia humana como lo ocurrido en Hiroshima. ¿Alguien puede parar esto? ¿Corea del Norte, Irán y Pakistán tienen solución? ¿Alguien ha convencido a los tarados que dirigen Rusia y Estados Unidos de que la Guerra Fría molaba y estaría bien volver a ella?

El año 2008 está siendo bastante oscuro y muchos dudamos de la capacidad de los humanos para corregir los graves errores cometidos y no volver a reincidir en ellos. Es una época en la que necesitamos nuevas ideas, cambios, propuestas arriesgadas y serenas al mismo tiempo. Momentos similares han ocurrido a lo largo de los tiempos y las revoluciones sociales, ideológicas y espirituales han permitido avanzar e ir saliendo de las trampas en las que íbamos cayendo.

Para salir del pozo en el que nos encontramos ahora no necesitamos ningún milagro, tan solo necesitamos que la humanidad quiera ser humana y que quiera ser mejor. Necesitamos creer en lo que vamos a hacer para que el mundo sea otro. Obama escenifica ese deseo de cambio, de ser mejores, de enmendar los fallos y de prosperar por el camino correcto. Obama no es un Dios ni un mago y probablemente no pueda cumplir gran parte de los objetivos que se ha propuesto pero ÉL puede ser mucho más que el presidente de la nación más potente del planeta. Obama puede ser la inspiración, el punto de apoyo, para que muchos millones de personas quieran remar en la misma dirección y sacar esto adelante. De momento muchos se han subido al carro.

¿Se puede cambiar y mejorar? YES, WE CAN.

Autor: Elio

Si te ha gustado este post no dudes en suscribirte al feed RSS o a seguirme en Twitter para seguir comentando este y otros artículos que vendrán. Gracias por tu visita.