Comprando el iPhone

Bueno, seguro que muchos de vosotros habéis oído hablar del dichoso iPhone y debéis saber que se puso a la venta en nuestro país el pasado 11 de julio. El iPhone es un teléfono revolucionario que Apple presentó al público en enero de 2007 y que no comercializó en USA hasta junio de ese mismo año. Ese primer modelo nunca estuvo a la venta oficialmente en nuestro país (aunque hay miles de personas que lo consiguieron de importación a través del mercado gris) ya que Movistar y Apple han esperado a que el iPhone tuviera capacidad 3G (a.k.a. Zri Yi) para ponerlo a nuestra disposición en España.

También sabéis que soy un fan de la tecnología y del mundo Apple, pero me resistí a comprarme el primer iPhone ya que no quería un teléfono pirateado y sin 3G (característica que yo utilizo mucho por mi trabajo) asique esperé y esperé con mis benditos Nokias: N95, 6110 Navigator, N95 8GB y finalmente N82.

A principios de junio, Apple desveló que el iPhone Zri Yi estaría a la venta en 22 países de todo el mundo (incluyendo el nuestro) a partir del día 11 de julio y que Movistar sería la operadora elegida para el territorio pokero-español. Personalmente deseaba con todas mis fuerzas que fuera Movistar la elegida ya que paso muchos fines de semana en un lugar donde ni Vodafone, ni Orange, ni Yoigo ni Simyo tienen cobertura.

Desde ese día de principios de junio, el iPhone se fue convirtiendo en una obsesión para mi. Bloggers de todo el mundo andaban revolucionados, la prensa andaba como loca dando noticias permanentemente, Movistar no soltaba prenda de sus tarifas… La última semana fue un suplicio. Por el día trabajando muchísimo pero por la noche me metía en la cama y me venia el maldito cacharro a la mente, me costaba dormirme y luego soñaba con él… Un desastre, nunca me había pasado algo parecido y mira que he tenido y tengo aparatos de todo tipo. La única solución a mi esquizofrenia temporal era conseguir el iPhone Zri Yi costase lo que costase en el mismo momento en que se pusiera a la venta. Aunque no lo pudiera utilizar, necesitaba TENERLO.

Así, decidí que el viernes 11 de julio haría cola desde la madrugada en la nueva tienda flagship de Telefónica ubicada en la Gran Vía. María y yo nos levantamos a las 5:45 (yo esa noche apenas dormí) y llegamos a la fila de frikis a eso de las 7 de la mañana. Teníamos a unas 70 personas delante y parecía casi seguro que en pocas horas tendríamos un iPhone en nuestras manos. Nuestros pronósticos acertaron en lo más importante (conseguimos el iPhone) y fallaron en el tiempo esperado para obtenerlo: siete horas y media desde que llegamos a Gran Vía hasta que volvimos a salir de la tienda, una auténtica locura provocada por la ineptitud e imprevisión de Telefónica.

Para mostraros la cola, la ineptitud y el fanatismo cacharrero, qué mejor que colgar un video de las noticias de Antena3 donde se puede ver todo eso y más; salimos a mitad del reportaje contestando al periodista. Pero lo mejor, cerca del final: una empleada de Telefónica Movistar le dice a otra “¿para tramitar un alta?“. ¡Me cago en todo! Contratan a 80 personas para la súper tienda y el súper lanzamiento de un móvil que desea media humanidad y que se va a vender por millones y ¿no saben como hacer un alta de línea? Joder, no me extraña que estuviera más de siete horas en la cola, hasta pocas me parecen viendo el percal:

Bueno, en unos días os cuento mis impresiones.

Presentación de Metal Gear Solid 4 en Madrid

Ayer tuve la suerte de asistir a la presentación de Metal Gear Solid 4 en Madrid. Konami nos llevó a un aerodromo en medio de un monte (más allá de Villanueva del Pardillo, Madrid) donde habían preparado un buen montaje con hangares decorados de guerra, vehiculos militares, soldados uniformados, etc.

IMG_0405

Hideo Kojima y su equipo dieron la rueda de prensa en uno de los hangares e incluso se presentaron en español con muchas dificultades (el vídeo no es mío):

La preguntas de los medios fueron el rato más coñazo porque fue así:

– Periodista pregunta en español
– Traductor traduce la pregunta en inglés a uno del equipo de Kojima
– El japo que habla inglés se la traduce a Kojima en japo
– Kojima hablaba en japo contestandola
– El japo que habla inglés la traduce al idioma de Shakespeare
– El traductor responde a la pregunta en español

Muy farragoso… Eso, unido a que muchos impacientes y maleducados en la parte final de la rueda de prensa se aburrían y optaron por contarse chistecitos y risitas con sus compis mientras Kojima hablaba en japonés… El escandalo en el hangar era brutal, como de clase de parbulitos. Incluso una de las veces la jefa de prensa de Konami tuvo que mandar callar a los periodistas para que Kojima pudiera seguir, como si fuera una profe regañando a sus alumnos de 5 años, alucinante la imagen que dejamos al maestro japo, no me extrañaría nada que pensara que somos unos maleducados irrespetuosos (y más teniendo en cuenta lo respetuosos que son los japoneses).

IMG_0410

Os dejo con más fotos del evento en Flickr.

La Séptima

Tal día como hoy hace diez años viví uno de los momentos más intensos de mi vida cuando el Real Madrid gano la Champions League. Desde pequeño siempre oí hablar de las Copas de Europa que había ganado el Madrid cuando las teles no emitían en color y también de pequeño sufrí cuando Bayern, PSV y Milán nos humillaban en partidos invernales de los 80 que sólo me traen malos recuerdos… Aquel equipo de la Quinta del Buitre, designado por todos para ganar la orejuda, había sido enterrado en el Giusseppe Meazza y los comienzos de los 90 fueron muy duros, con un equipo indigno de ganar nada más allá de los Pirineos.

En 1998, el Real Madrid acumulaba 32 años sin triunfar en la Copa de Europa y yo creía que ganarla sería algo imposible, una fantasía que mi mente no podía imaginar por lo descabellado y monumental de la hazaña. Pero esa temporada el once titular era muy bueno y el equipo fue pasando rondas hasta plantarse en la gran final del 20 de mayo en Amsterdan. Illgner, Panucci, Hierro, Sanchis, Roberto Carlos, Karembeu, Seedorf, Redondo, Raul, Morientes y Mijatovic fueron los titulares que dieron buena cuenta de la Juventus con un resultado de 1-0 con gol de Mijatovic.

El momento del gol fue una locura (lo viví en Disco Castill) pero cuando el arbitro pitó el final me sentí en trance junto a una marea de gente que me arrastraba de un lado a otro. Todos lloraban, se abrazaban, chillaban, golpeaban… Creo que fueron 20 minutos, tal vez fueron más, pero lo que sentí en ese momento fue el éxtasis más absoluto, el sueño que tantos años la realidad se había encargado de impedir, al fin logrado. Ese 20 de Mayo de 1998, por primera vez en mi vida, pude gritar: “¡¡¡SOMOS CAMPEONES DE EUROPA!!!”

real-madrid-septima.jpg

Un año sin Piter

Esta semana se ha cumplido un año desde que mi primo Pedro murió. Me parece mentira, irreal. De vez en cuando leo los emails que nos intercambiábamos y cuesta mucho asumir que nunca mas recibiré un correo desde su cuenta, un sms, una llamada… Leer esos correos es revivir conversaciones y sensaciones que me transportan años atrás y al mismo tiempo al futuro, toda una paradoja que no puedo evitar porque sigo “soñando” con despertarme un día y ver en la bandeja de entrada un email nuevo de piter_madrid@hotmail.com.

Ya comenté en su momento que Piter era un luchador, de él no se puede comentar aquello que se suele decir en estos casos: “Pedro nos dejó el 27 de Abril de 2007…”. No. Pedro no nos dejó aquel fatídico viernes, a Pedro se le llevó una fatal enfermedad que se cebó con su cuerpo hasta que no pudo resistir más. Con Piter no podía cualquier cosa. Nunca se abandonó a su suerte, nunca se permitió una rendición a pesar de que su cabeza se lo pidiera en algunos momentos debido al inmenso esfuerzo que estaba realizando.

El vacío que ha dejado es muy grande precisamente por la grandeza y la capacidad de su persona. Sus padres y hermana le echan de menos. Su abuela, sus tíos, sus primos, sus amigos… Todos le añoramos y pensamos en lo injusta que es la vida cuando un chaval que sólo añoraba vivir y luchar no se le permita completar sus sueños.

Nunca olvidaré las partidas de ajedrez, los piques con la Game Boy, conversaciones en su habitación, comidas en la cocina…

Pitar leía este blog mientras estaba ingresado en el hospital y es por eso por lo que decidí escribir unas líneas con la intención de darle un pequeño homenaje y por ello también repito ahora, esperando que lo pueda leer desde donde quiera que se encuentre. Para ti, Pedro. Te echamos de menos.