Usando el iPad en el día a día para el ocio

Desayuno

Termino mi serie de artículos sobre el iPad. El anterior post era aburrido y soso ya que os hablaba de cómo utilizar el iPad en el trabajo. Ahora os voy a contar como utilizo el iPad en mi día a día basándome únicamente en el aspecto lúdico del aparato. Primero os comentaré en qué momentos le utilizo y le saco partido, después os hablaré de varias aplicaciones que para mi son imprescindibles y por último os daré mis recomendaciones finales de compra.

1) El día a día. En caso de desayunar a solas, me siento en la cocina con mi desayuno y el iPad para ponerme al día de la actualidad informativa. Realmente este momento para mi es un placer, siempre soñé con tener algo así para los primeros momentos del día.

Si de ocio hablamos, no vuelvo a tocar el iPad hasta primera hora de la tarde, justo después de comer (las siestas entre semana no son lo mío). Repaso Twitter y Facebook, miro las noticias de un par de periódicos online y leo algo ligero que me haya apuntado previamente, ya sea a través de Google Reader o en Instapaper. No suelen ser más de 10-15 minutos.

El momento en el que más aprovecho la tableta es después de cenar. Relajado y sin estrés, me tumbo en el sofá o en la cama y hago las mismas acciones que suelo realizar por la tarde pero más pausadamente: mientras escucho música repaso los feeds del día, veo la prensa nacional y americana, busco información en la Wikipedia, contesto algún email a amigos, veo ciertos mapas y leo artículos más densos. Lo reconozco, aún no lo he utilizado realmente para leer o jugar. Y eso que en esta semana he realizado el Jailbreak y lo tengo en pruebas bajando los mejores juegos que existen pero es que en mi casa si me apetece jugar -y tengo tiempo- lo hago en la Playstation 3. Por cierto, no defiendo la piratería, al Jailbreak le quedan dos telediarios en mi iPad, no me interesa bajar decenas de juegos para no utilizarlos.

Otro de los momentos en que utilizo el dispositivo de Apple es cuando veo partidos de la NBA, en la madrugada, teniendo el iPad conmigo para ver las estadísticas en tiempo real así como para actualizar la cuenta Twitter de NBAmaniacs.com.

2) Qué aplicaciones recomiendo.

Instapaper. Un imprescindible. Cualquier post o artículo que merezca la pena y que me encuentre en Twitter, Facebook, Google Reader o navegando, me lo envío a Instapaper para leerlo en el iPad cuando llegue el momento oportuno. Instapaper proporciona la lectura más agradable que puedo imaginar para un dispositivo de este tipo. Te permite configurar el color del fondo de la página, el color, tamaño y tipografía del texto, el brillo de la pantalla… Todo organizado en una bella interfaz y sin requerir apenas intervención del usuario. Lo dicho, leer artículos y posts largos en el iPad es un delicia desde Instapaper, compra obligada.

NewsRack. El mejor lector de RSS compatible con Google Reader que existe por el momento en la App Store para iPad. Y eso que tiene graves fallos como no soportar los elementos compartidos, pero su interfaz y sincronización son muy agradables. NetNewsWire es del mismo estilo, pero cuesta el doble, 10$. A la espera de que Google libere la API del Reader es lo que hay.

Artículos. Una bonita y sencilla aplicación que sólo sirve para buscar y leer artículos de la Wikipedia. Ideal para perderte y cultivarte en la maraña de información que es la Wikipedia.

Twittelator. El mejor cliente de Twitter que podemos encontrar para iPad. No es perfecto, pero al menos la primera actualización ha traído muchísimas mejoras respecto a la versión que salió a la venta y es de esperar que lo sigan mejorando.

ESPN ScoreCenter XL. Toda la información de la web de ESPN adaptada para el iPad, con multitud de opciones y características. Si te gusta el deporte americano esta es tu aplicación.

Eyewitness. Para ver fotos impactantes de la actualidad diaria y aprender ciertos trucos de fotografía.

Air Video. Si habéis leído con atención, os habréis dado cuenta de que no he dicho que vea vídeos en el iPad. No lo hago a diario pero sí ocasionalmente y si los vídeos los vas a ver desde casa no conozco mejor app que esta. Se conecta vía WiFi a tu ordenador y reproduce al instante archivos mkv, avi, mpeg, etc. Una gozada poder ver cualquier archivo sin pasar por iTunes ni para convertirlo ni para almacenarlo en el iPad, con el consiguiente ahorro de espacio.

Apps nativas: Safari, Mail, YouTube y Mapas. No descubro nada al hablar de ellas pero recalco lo bien realizadas que están y lo bien que van para estos propósitos lúdicos.

3) Recomendaciones finales. Ahora que ya se puede reservar el iPad en España, oleadas de usuarios están desenfundando las tarjetas de crédito para comprar el aparato de marras. No me considero ninguna autoridad en iPad, ni tampoco un gurú tecnológico, pero el mes y medio que llevo con el último invento de Apple sí me han servido para ver sus puntos débiles y fuertes así como para poder recomendar o no su compra.

¿Lo compro? Si eres un apasionado de la tecnología y la información o si simplemente disfrutas navegando y haciendo el chorra por Internet es tu producto. También te puede servir como sustituto de portátil en el trabajo para cosas muy puntuales: edición ligera de textos y hojas de calculo, visión y transporte de PDFs y agenda.

¿WiFi o 3G? En la mayoría de los casos recomendaría WiFi ya que siendo sinceros no vamos a ir muchas veces por la calle usando el iPad y si tenemos 5 minutos para sentarnos en un parque será más sencillo y rápido en ese momento usar un Android o iPhone, pero las necesidades de cada usuario pueden ser muy diferentes. Recomiendo un análisis sincero antes de decidir que versión comprar. Yo compraré la versión 3G únicamente por cuestiones de trabajo.

¿16, 32 ó 64GB? Creo que con 16GB nos debería bastar a la mayoría ya que con llevar 5 películas y 3GB de música es suficiente incluso para un viaje largo, pero a favor de la versión de 32GB os enlazo este buena reflexión de Savior1980 y la casi completa seguridad de que el iPad de 16GB desaparecerá de las tiendas en un plazo aproximado de 9 meses. La opción de 64GB se me antoja a todas luces exagerada.

¿Funda? ¿Cual? Para mis momentos de ocio no necesito ninguna funda, si acaso sólo una como la Incase Neoprene Slip Sleeve Plus para transportarlo y protegerlo. Pero si quieres usar el iPad para escribir algún email, ver algún vídeo de viaje, jugar a determinados juegos, usarlo para tomar notas y también transportarlo, no puedo dejar de recomendar la funda oficial. Más fea y más cara, pero útil como no os podéis hacer una idea.

Espero que esta serie de artículos sobre el iPad os hayan servido para tomar una decisión sobre el aparato, yo de momento prometo no daros más la lata con el dispositivo de moda ;-)

Usar el iPad en el trabajo ¿es posible?

Durante años fui un loco de la tecnología que me compraba cada aparato y ordenador que saliera al mercado y llamara mi atención. Cargaba al menos dos veces por semana con portátil, cámara, DS, GBA, PSP, PDA, GPS, teléfono móvil, cargadores, pen drives, modem USB y no sé si alguna cosa más. Demencial.

Terminé comprendiendo que lo único que conseguía actuando de ese modo eran tres cosas:

  • Fastidiarme la espalda
  • Ser un dependiente de mil aparatos para luego no usar la mayoría
  • Gastarme un montón de dinero

Paulatinamente fui deshaciéndome de lastre tecnológico, apoyado en mi cambio de mentalidad y en la propia evolución de la tecnología, la cual me permitía simplificar en un sólo dispositivo características para las que antes hubiese necesitado al menos cinco gadgets. Y en estas que se anunció el iPad. Cuando supe de él tuve claro el objetivo primario de su compra: acabar con mi portátil. Sus ventajas clave ante los equipos portátiles de toda la vida se antojaban demasiado evidentes: sencillez, rapidez y ligereza.

Tras unas semanas con el iPad aún no estoy seguro de que la tableta de Apple sea un claro sustituto del ordenador portátil para muchas personas pero al menos yo estoy consiguiendo trabajar con él de forma bastante agradable y sin echar de menos mi antiguo MacBook.

¿Para qué usaba mi portátil en el 90% de las ocasiones que estaba ante él? Hojas de cálculo, correo electrónico, edición de documentos de texto, visualización de documentos, publicación de posts y navegación. Tareas que se pueden hacer con el iPad pero… ¿con qué grado de efectividad y satisfacción?

Hojas de cálculo.
A no ser que manejes excels con miles de celdas y fórmulas complejas, Numbers te servirá para tu cometido. Es tan sencillo e intuitivo de manejar que “desearás” crear hojas de calculo ya que obtendrás rápidos y buenos resultados en un abrir y cerrar de ojos. Eso sí, insisto en su sencillez, no esperes un Excel portable, ni siquiera un Numbers idéntico a su versión de escritorio. ¿Falllos y problemas con las hojas de cálculo? Cuatro y tremendos:

  • Numbers, por el momento, no exporta a .xls, dato que no es comprensible tras ver que Pages sí exporta a .doc. Apple aún no ha dicho que vaya a incluir esta característica en el futuro pero los comentarios en la App Store son en un 99% reclamando la exportación a Excel.
  • Numbers tiene problemas con la importación de archivos .numbers creados en Mac. No se importa todo como debiera y algunas funciones se pierden: bordes, celdas anidadas, cabeceras. También la propia aplicación tiene carencias como no poder ordenar o filtrar contenido.
  • Desde Numbers no puedes guardar archivos en iDisk o similares. Tienes que enviarte el archivo por email y luego moverlo tú por donde quieras. ¿A qué juega Apple?
  • Google Docs funciona realmente mal en el iPad vía Safari. Existen alternativas en la App Store par poder visualizar correctamente todos tus documentos en la nube de Google, pero no podrás editarlos. Éste es el gran handicap que tiene el iPad para poder reemplazar a mi portátil.

Correo electrónico.
Mail funciona bien y sencillamente, pudiendo gestionar cantidades elevadas de correo de forma relativamente ágil. Puedes enviar todo tipo de documentos gracias a aplicaciones extra como GoodReader y puedes abrir multitud de archivos adjuntos. ¿Problemas? Hasta que no llegue el OS 4.0 (en otoño para el iPad) no se pueden agrupar los emails en conversaciones y tampoco existe la bandeja única. Al menos se sabe a ciencia cierta que estas carencias serán subsanadas en unos meses.

Edición de documentos de texto.
Con una aplicación como Pages eres capaz de crear y editar la mayoría de los documentos de texto que una persona estándar pueda necesitar. Los puedes guardar como PDF, como .doc o como .pages. Con el teclado virtual es suficiente para redactar documentos ligeros, pero si lo que necesitas es escribir tres horas seguidas con el iPad sería aconsejable comprar el teclado inalámbrico.

Visualización -y transporte- de documentos.
Como ya he comentado, la aplicación Mail te permite visualizar diferentes extensiones de archivos pero es con GoodReader cuando perfectamente puedes convertir tu iPad en un dispositivo capaz de almacenar, visualizar y compartir los archivos que necesites. Para más inri, Good Reader sólo cuesta 79 céntimos de euro.

Publicación de posts.
Este post está escrito desde mi iPad, con lo cual queda demostrado que se puede bloguear desde el iPad y que será aún más sencillo cuando mejoren las características de aplicaciones como WordPress (multitud de bugs en esta primera versión) o las compatibles con Blogspot. Puedes encontrarte con alguna incomodidad si quieres acompañar tu post con imágenes, pero nada que no puedas solucionar en un par de minutos extra y eso al menos a mi me compensa mas que cargar con el peso y el volumen de un MacBook.

Navegación.
Si por trabajo u ocio tienes que navegar, buscar información o utilizar redes sociales, el iPad cumple esa función satisfactoriamente a no ser que necesites acceder a webs con Flash o con funciones que Mobile Safari no tiene bien implementadas, como el scroll en ciertas secciones de webs. Conforme pasen los meses, más webs se adaptarán al iPad y menos incompatibilidades encontraremos.

Otras funciones para utilizar el iPad en el trabajo.
Al ser tan ligero y transportable me desplazo con el iPad la mayoría de los días y me sirve como:

  • Agenda diaria (gracias a Max Journal he dicho adiós a la Moleskine)
  • “Cuaderno” en el que tomar notas durante reuniones (gracias a Evernote y Penultimate)
  • Y fuera de cachondeos, como calculadora gigante y cómoda en más de una ocasión

Conclusión.
El iPad servirá para muchos trabajadores en movilidad y no será lo suficiente para otros muchos, pero al menos queda claro que sirve para trabajar y que esto es sólo el comienzo ya que Apple con su OS 4.0 (multitarea, algo esencial para trabajar más cómodamente) y los desarrolladores con nuevas y sorprendentes aplicaciones, facilitarán aún más nuestro día a día.

Por cierto, si estáis por Madrid y queréis algo más de información y ver el iPad en vivo, este jueves acudo a una charla-coloquio junto con otras personas para hablar del iPad organizado por Thursday. Podeis apuntaros en el grupo de Facebook en caso de querer asistir.

Actualización. Aquí tenéis los vídeos del Thursday donde los ponentes hablamos del iPad y yo me centré de su rendimiento en el trabajo.

El videocast sobre el iPad

Siguiendo con las noticias y novedades del iPad, hoy os traigo un videocast que hemos grabado unos buenos amigos. Si os interesa mínimamente el tema y queréis pasar un rato divertido no deberíais dejar pasar la oportunidad de verlo.

En el Blog de Pedro10 tenéis el enlace a su descarga directa en iTunes con un extra de dos minutos que no aparece en Vimeo y merece bastante la pena.

Por cierto, esta entrada la he escrito enteramente desde el iPad y de forma bastante cómoda.

Actualización

Relacionado con el éxito del vídeo tengo que decir que en las reproducciones del vídeo en 3 días superaron las 15.000 y nos contactaron de muy diversos sitios para hablar de él, incluso desde Radio Euskadi, emisora donde me hicieron una entrevista.

Días después también me he enterado de que salí en el programa de Jimmy Kimmel, un éxito en Estados Unidos…

Análisis y review del iPad

iPad

Como algunos sabéis, mis vacaciones de Semana Santa en Estados Unidos coincidían con el lanzamiento del iPad en ese país, por lo que sin dudarlo ni un momento reservé mi unidad por Internet y me acerqué a la tienda Apple a disfrutar del día del estreno. La experiencia fue magnífica y no dudaría en repetir en más casos similares. Tras el desastre que supuso el desembarco del iPhone 3G en nuestro país (casi 8 horas de cola y caos me costó conseguir el mío) lo vivido en la Apple Store de The Grove en Los Angeles sólo me terminó de confirmar lo mal que se hacen muchas cosas en España. Allí todo estaba organizado, los empleados nos preguntaban y animaban en todo momento, nos dieron de desayunar café y bollos, nos aplaudieron a rabiar… Todo muy emocionante. El cliente es la parte más importante de cualquier negocio y Apple esto lo cuida de forma muy especial.

Tras las primeras horas con él, envié algunos comentarios a los chicos de Applesfera y ahora, tras unos días usando el dispositivo, he decidido escribir sobre el iPad analizando los aspectos que me parecen más importantes y que puede que interesen a muchos. Notareis que el tono tiende hacía el lado crítico ya que este producto no es algo imprescindible para muchos como pueda ser un ordenador o un teléfono móvil, por lo que todos debemos hacer realmente un análisis de para qué vamos a utilizar una tableta con un precio mínimo de 500€.

Navegación. Una de las cosas que más me gustan y que mejor conseguidas están. Es un auténtico placer navegar y visitar páginas a través del iPad. Vale, no tiene Flash, pero para alguien como yo que odia el Flash y que prefiere navegar por páginas sencillas esto no supone ningún handicap. Creo que todos los compradores de iPad adorarán navegar desde él.

Libros. Ya que el iPad puede leer libros en formato ePub es bastante sencillo conseguir una buena biblioteca digital en castellano. Aún no he tenido tiempo para leer ni quince minutos seguidos, por lo que no puedo dar mi opinión/veredicto sobre si el iPad sirve realmente para leer pero tengo la impresión de que no podremos convertirlo en nuestro centro único de lectura.

Apps más caras. Los desarrolladores de aplicaciones por el momento han optado mayoritariamente por dos opciones: vender las aplicaciones a un precio bastante superior al habitual para iPhone (es raro ver alguna a menos de 5-6$) y tratar de vender dos veces la misma aplicación en lugar de convertirlas en universal (validas para iPhone, iPod Touch y iPad). Casos como Tetris, Fieldrunners, Minigore… Una de las máximas expresiones de esta política la tenemos en Things, aplicación por la que hay que pagar siempre y bastante: versión Mac OS X 50$, versión iPhone 8$ y versión iPad 20$. ¡Y ni siquiera tiene sincronización en la nube! Supongo que si los compradores no respaldamos estas políticas dejando de comprar la misma aplicación dos veces, con el paso de los meses lo lógico será que la mayoría sean publicadas en formato único.

Aplicaciones sólo para iPhone. Olvidaos de que una de las características del iPad es que todas las apps de iPhone se puedan usar sin problemas. Se pueden utilizar pero nadie lo hará ya que a la resolución original resultan muy pequeñas para manejarlas cómodamente y con la duplicación del tamaño lo que tenemos delante es una fea aplicación pixelada que da grima ver. Espero que las “grandes” se pongan las pilas pronto, no entiendo como Facebook o Flickr no han tenido a tiempo una aplicación lista.

Peso. Siendo sinceros este es un pequeño inconveniente, pero lo es y por eso lo comento. El iPad pesa 680 gramos y esa cantidad es suficiente como para no poder sujetarlo cómodamente con una mano. Casi siempre tendremos que utilizar las dos. Lo que quiero decir con esto es que si lo comparamos con un Kindle o eReader normal, el iPad sale perdiendo, aunque evidentemente la cantidad de acciones que podemos hacer con el último invento de Apple son muchísimas más que las que podemos hacer con un simple lector de libros electrónicos.

Escritura. Una de las cosas que me atrae de este producto es poder tener una gran pantalla con la que interactuar mientras me encuentro medio tumbado en el sofá o la cama. Es preferible esto a seguir 2 ó 3 horas más delante del ordenador sentado en una silla. Pero si estás tumbado difícilmente vas a poder escribir mucho por el peso y la anchura del iPad. Como mejor se escribe es teniéndolo apoyado en muslos/funda oficial Apple/mesa y con dos manos (incluso utilizando sólo los dedos índices podrás ir muy rápido). De esta forma se consigue velocidad en la escritura aunque al cabo de los minutos puede que te acabes cansando. Desechad la idea de escribir con dos manos al estilo iPhone a no ser que tengáis manos tamaño Pau Gasol. Sólo me compraría el teclado físico adicional en caso de tener que introducir grandes cantidades de texto de forma continuada ya que el teclado virtual cumple bastante bien su función, la cual no es escribir novelas.

Archivos. Existe una aplicación llamada GoodReader que te permite transportar y leer PDFs, Words, etc. A no ser que quieras llevar archivos raros este problema está bastante resuelto.

Evernote. Imprescindible para tomar notas y tenerlas sincronizadas con otros dispositivos que tengas. Además la han adaptado a la pantalla del iPad y está muy lograda.

Funda. La funda oficial de Apple en principio no me convencía (de hecho me compré otra funda de Incase tipo sleeve) pero ahora, a cada momento que pasa, lo hace más. ¿Los motivos? Que aunque no es la más bonita sí es la más útil ya que te permite protegerlo y colocarlo en diversas posiciones a la vez (imprescindible para escribir de dos líneas para arriba). Por tanto lo de la funda no es que sea un punto negativo, pero sí lo es que para poder sacarle más partido al iPad haya que comprarle algo del estilo ya que sin nada donde apoyarlo en diversas situaciones puede resultar incomodo.

Reflejos. De verdad que esto es un punto negativo en caso de que lo tengas que usar mucho en la calle o en una casa/oficina con múltiples puntos de iluminación. El glossy refleja y para combatirlo de momento sólo lo podemos hacer aumentando el brillo, lo cual penalizará la duración de la batería (uno de sus puntos fuertes) pero ni aumentando el brillo al 100% podremos disfrutar del iPad en un día soleado.

WiFi y 3G. El WiFi me funciona perfectamente. No me desconecta de redes y se conecta a más distancia de lo que puedo realizar con mi iPhone. Eso sí, para mi la versión 3G del iPad es imprescindible en ciertas ocasiones por mi estilo de vida. La idea de hacer un jailbreak no me atrae y fundir la batería del iPhone mediante un posible tethering tampoco.

Suciedad. Este aparato es bastante bonito, una obra de ingeniería y diseño digna de Ive. Pero se desluce mucho cuando lo dejamos en la mesa apagado y vemos que un área de unas 10 pulgadas está llena de marcas de dedazos por todas partes. La pantalla es muy sucia y los de Apple ni siquiera se han molestado en meter un paño de 1 céntimo en la caja.

Calculadora. No tiene calculadora nativa. En serio, ¿nos tenemos que tragar apps en el iPhone que no se pueden borrar como Stocks y ahora Apple no es capaz de sacar una calculadora gratuita para el iPad?

Batería. Aspecto magnífico y sorprendente. Dura y dura y dura. A no ser que estés en el paro utilizando el iPad todo el día, podrás olvidarte de cargarlo durante 3-4 días. Para los viajes esto es una bendición, te puede cubrir un desplazamiento transoceánico sin que se agote la carga mientras ves películas, lees algún libro, juegas y trabajas.

Principales inconvenientes de cara a usarlo como sustituto del ordenador portátil (para mi).

Gmail. La aplicación web de Gmail para iPad es cutre y ni siquiera permite etiquetar los emails para su correcta organización. Para alguien que utiliza muchísimo el correo electrónico y/o que gestione diversas cuentas de correo, a veces es necesario entrar directamente a la web de Gmail para organizarlo todo bien y con el iPad tendremos un problema, al menos hasta que Google haga algo como las adaptaciones de estos servicios como sí han hecho en algunos casos como los de Gmail y iPhone para Buzz.

Google Docs. Existen diversas aplicaciones (gratuitas y de pago) que te permiten acceder a tus Gdocs y visualizar todos tus archivos offline y online, pero sólo alguna permite editarlos (todas de pago) y al parecer con bastantes bugs y problemas hasta que los desarrolladores perfeccionen las aplicaciones y Google su API.

Si estos dos apartados que corresponden a Google acaban mejorando, creo que podré prescindir de mi portátil, hecho que me encantaría para así tener menos lastre encima.

Retoque serio de imágenes para publicarlas en Internet. Si quieres una imagen a exactamente 500 pixels por 300, ahora mismo no se puede conseguir. Supongo que en unos meses esta carencia será resuelta.

WordPress/YouTube. Imagina que tienes un blog. Imagina que quieres subir un post incrustando un vídeo de YouTube en ese post. No puedes. El código del vídeo no le puedes sacar con la aplicación YouTube para iPad por lo que una acción tan sencilla como esta y que algunos necesitamos hacerla no podemos a no ser que echemos mano de un ordenador de verdad.

Fotos. Con el accesorio que se pondrá a la venta podrás conectar tu cámara directamente al iPad y descargar tus fotos, pero sólo las podrás tener allí si es tú único equipo y has prescindido del portátil, en caso de perder o romperse el iPad perderás todas tus fotos al no tener copia en otro sitio.

Comparación con el iPhone.

Me encanta el iPhone. Antes de tener el movil de Apple solía cambiar de modelo de Nokia cada 3 meses, siempre buscando nuevos terminales y probando de todo. Desde que hace casi 2 años me compré un iPhone esa necesidad de cambio constante buscando lo mejor desapareció, no quiero otro teléfono que no sea un iPhone.

Ahora que tenemos el iPad tal vez alguno piense que “vamos a pasar más tiempo con él” y dejar el iPhone de lado en ciertas ocasiones, pero bajo mi experiencia lo único que puedo decir es que ahora el iPhone me gusta más aún que antes. Tienes lo mismo que en el iPad en tamaño bolsillo y lo puedes llevar siempre contigo.

Comprando el iPad

¿El iPad es para ti?

Para mi sí lo es. Lo utilizaré a diario para:

  • Navegar y leer feeds (el 90% de estas acciones las llevaré a cabo en el iPad por su comodidad respecto a hacerlo en un ordenador de sobremesa).

  • Leer el periódico. Tengo que decidir si me acabaré suscribiendo a alguna de las ofertas disponibles o futuras o simplemente leeré gratuitos, pero la experiencia de leer la prensa mezcla digital-tradicional esté donde esté sin tener que acercarme al kiosco me parece suficiente como para compensar la compra de un aparato así.

  • Repaso ocasional a redes sociales como Twitter y Facebook.

  • Informarme de estadísticas deportivas mediante aplicaciones alucinantes como las de la F1 o la NBA.

Lo utilizaré todas las semanas para:

  • Jugar a alguno de los divertidos juegos que van saliendo.

  • Leer eBooks.

  • Ver capítulos de ciertas series.

  • Ver y enseñar mis fotografías.

  • Perderme en la Wikipedia y visualizar diferentes mapas (me encanta la geografía).

  • Ver los típicos vídeos de YouTube cuando quieres perder el tiempo.

  • Escribir ciertos posts cuando aparezca la aplicación Writeroom adaptada para iPad.

  • Por mi trabajo tengo que trabajar en diferentes oficinas y en muchas ocasiones me bastará con el iPad en lugar de tener que cargar con el portátil.

En USA me compré la versión 16GB pero cuando salga en España el modelo 3G lo cambiaré por ese en versión 16GB o 32GB, aún no lo he decidido.

Mi amigo José del Corral ha realizado una buena review, visitad su web si os interesa el tema.

En fin, espero que el post os haya gustado y si tenéis más preguntas os las trataré de contestar rápidamente mediante los comentarios.

¿Es mejor MobileMe o Gmail? Yo he tomado la decisión

Tras varios años usando MobileMe -anteriormente conocido como .mac-, he decidido abandonar el servicio de pago y pasarme por completo a Gmail. El pretexto de este post no es otro que contar las razones que me han llevado a esta decisión y dejar anotados los pros y los contras que conllevan un cambio de este tipo.

El principal motivo por el que contraté .mac años atrás fue la sincronización permanente de favoritos, agenda de contactos y calendarios entre los diferentes Mac que usaba en el trabajo, casa y el portátil para los viajes. Con el lanzamiento al mercado del iPhone, .mac se convirtió en MobileMe y ampliaba esta sincronización también al dispositivo móvil de Apple al igual que ofrecía correo push de forma indolora y sin tener que recurrir a terceros.

Todo parecía casi perfecto salvo por los 80€ anuales que Apple cobraba (aunque conseguía códigos en eBay a un precio sensiblemente inferior) y cuando comparabas MobileMe con Gmail. Su correo era infinitamente superior en muchos sentidos con decenas de posibilidades que los usuarios de MobileMe no podíamos ni soñar pero a mi me seguía pareciendo imprescindible la sincronización permanente de contactos entre varios dispositivos sin necesidad de mi intervención.

Poco a poco Google fue mejorando prestaciones y llegó el soporte de Exchange de forma nativa a las cuentas Gmail así como a iPhone y Snow Leopard. ¿Qué significaba esto? Sincronización permanente vía push de contactos y calendarios unidos al potente servicio de correo de Google. Justo los motivos por los que estaba pagando a Apple y que Google me ofrecía gratis.

Mientras dudaba, analizaba y meditaba la situación, llegó uno problema importante: muchos de los emails que enviaba desde mi cuenta MobileMe hacia direcciones Gmail iban directamente a la carpeta de spam sin forma alguna de remediarlo. Contacté con el soporte de Apple así como buceé en los foros de Google para terminar sabiendo que este contratiempo ocurre de forma aleatoria desde hace varios meses y nadie en ninguna de las dos compañías ha encontrado la forma o el tiempo para arreglarlo. La decisión estaba clara, migraba todo a Gmail y no por cuestiones de dinero si no por opciones ofrecidas.

Configuré una cuenta Exchange en el iPhone y ahora tengo en todos mis Macs y iPhone:

– Sincronización permanente de contactos (si añado uno en la Agenda de Snow Leopard aparecerá inmediatamente en Google Contacts o en la Agenda del iPhone)
– Sincronización permanente de mi Gcalendar entre la web-iCal-iPhone
– Un servicio de correo electrónico a años luz de distancia de lo recargado, pomposo y lento del de MobileMe.

Si a esto le añadimos la posibilidad de gestionar diversas cuentas de correo en una sola (imprescindible para mi por motivos laborales) de forma casi ideal no puedo estar más convencido de mi decisión.

Por supuesto el servicio no es perfecto ya que las cuentas Gmail con Exchange aún no están pulidas al 100% y quedan cosas por mejorar pero con MobileMe no me libraba de los errores ni conseguía la fiabilidad absoluta. Problemas o servicios a mejorar en Gmail:

– El servicio Google Sync para iPhone permite configurar hasta 25 calendarios de Gcalendar que se sincronizarán over the air con el iPhone, pero a mi de momento no me deja hacerlo con más de 3.

– La gestión de los contactos con Google Contacts también tiene sus puntos negros ya que cada dirección de email a la que envíes un email desde tu cuenta de Gmail se convertirá en un contacto y aparecerá en tu iPhone.

– El correo web de Gmail tiene tan pocas limitaciones y ofrece tantas prestaciones que cuando te ves obligado a utilizar Mail.app en el iPhone echas de menos ciertas cosas como las etiquetas personalizadas o las estrellas. Google ofrece una página especial para Gmail en el iPhone con parte de esos servicios soportados gracias al HTML5 pero no podemos limitarnos a usar el correo en el iPhone mediante este método ya que tendríamos que chequear permanentemente esa web para saber si nos han llegado nuevos emails al no permitir que nos sean enviadas notificaciones de algún tipo sobre los correos entrantes.

A grandes rasgos esos son los pros, contras y motivos de mi cambio. ¡Gmail rocks!