11 de septiembre

Hace unos días, un buen amigo se atrevía a decirme a la cara que el mundo no había cambiado tras los atentados de Nueva York y Washington. Sinceramente pienso y estoy convencido de que su pensamiento es erróneo.

Todos hemos sufrido las consecuencias de un ataque inimaginable hasta ese momento. Consecuencias triviales por un lado y no tanto por otro: subida de precios en gran cantidad de productos necesarios para la vida de hoy en día, aumento de la inseguridad y de la seguridad (que contradicción), discriminación a muchos seguidores de Alá que no lo merecen, islamistas que han perdido el juicio y sólo desean más muerte tras la caída de las torres…

Irán desafía a la comunidad internacional con su programa nuclear y su presidente insulta sistemáticamente a los E.E.U.U. con no se qué propósito. ¿Una confrontación?

Por si todo esto fuera poco, las protestas por las caricaturas de Mahoma van en aumento y no me extrañaría que en diez días esta situación se multiplique exponencialmente.

¿Donde nos puede llevar esta defensa fanática de una religión? Recordando la Historia podemos intuirlo (Cruzadas, ocupación de la península Ibérica) pero no olvidemos un dato: en el siglo XIV no existían las armas nucleares.

Disfruta de tus juegos

Vía VAPF descubro el decálogo para disfrutar de los videojuegos escrito por Compiler. Estoy prácticamente de acuerdo en todo pero me gustaría resaltar los puntos siguientes:

“5- Los gráficos ayudan, pero no son lo más importante”; real como la vida misma. Actualmente los juegos que más disfruto son de la Nintendo DS y de la GBA: Fire Emblem, Ouendan, Mario Kart, Elektroplankton, Tetris… Juegos de las consolas con “peores” gráficos del mercado.

“7- No acumular más juegos de los que realmente necesitas”; en mi época de SNES y PSX tenia mucho menos juegos que ahora y los disfrutaba diez veces más. Recuerdo los tres meses que pasé ahorrando para comprarme el Mario Kart de SNES por 7490 pesetas (aquí me podéis decir que el sacrificio por el ahorro también ayuda a disfrutar más) o el festival que suponía recibir de las manos de un trabajador de UPS un RPG de importación para PSX como pudieran ser Chrono Cross o Xenogears… Creedme, momentos mágicos.

Con el tiempo me convertí en un autentico acumulador de juegos y consolas. Ahora estoy liquidando algunos títulos a los que nunca jugaré, no tiene sentido seguir conservándolos.

“9- Si tienes suficientes juegos y diversión, ¿para qué comprar otra consola?”; ¿Creeis que me compraré la PS3 el día que salga a la venta? ¡JA!

Para una completa lectura del decálogo visita “Mi decálogo para disfrutar de los videojuegos”.

Estación fantasma

Desde el blog de Nacho Escolar: “Aún se pueden ver sus andenes vacíos durante los escasos segundos que tarda el tren en pasar. Está entre las estaciones de Iglesia y Bilbao, en la línea 1. Fue una de las ocho primeras paradas del Metro de Madrid, cuyo trayecto inaugural circulaba desde la Puerta del Sol hasta Cuatro Caminos. Abrió en 1919 y está cerrada desde 1966. La estación de Chamberí, la estación fantasma, lleva cuarenta años atrapada en el tiempo”.

Microsano

¿Qué demonios es microsano? Pues es una palabra que se ha inventado recientemente con un objetivo: ser la parte fundamental de un concurso. Desde hazruido.com se ha lanzado una nueva campaña para ver quien se posiciona mejor en el buscador Google. El 13 de marzo cuando alguien escriba microsano en el Google y aparezca la lista de resultados, el primer situado será el ganador. Microsano, microsano, microsano

Para que veáis el éxito sólo deciros que el viernes 13 de enero si escribías Microsano en el Google no aparecía nada. Hoy ya salen mas de 15000 entradas.