Readmill: el epílogo de otra startup que nos la ha jugado

Un servicio genial que cierra y deja a sus usuarios en la estacada. Otra vez.

Oí hablar de la aplicación Readmill hace 15 meses y al poco de probarla y ver sus posibilidades me enganchó.

Readmill es una aplicación enfocada a la lectura que permitía hacer varias cosas y cuatro de ellas eran geniales:

  • Leer libros electrónicos
  • Tener estadísticas de lectura de cada libro
  • Destacar textos de cada libro para guardarlos y compartirlos
  • Tener libros, marcadores y destacados sincronizados permanentemente

Esto último era genial porque implicaba que si subías un libro a Readmill desde su web, ese libro aparecía de forma automática en tu iPad, iPhone o Android sin hacer nada. Simplemente lo subías y ya estaba disponible en todos tus dispositivos para siempre.

Las estadísticas de lectura también te permitían saber cuánto tiempo exacto le estabas dedicando a cada libro y cuánto tiempo te quedaba para terminarlo, algo que era de agradecer sobre todo en una época como la actual en la que tenemos tantos compromisos y obligaciones que casi nos obligan a programar nuestro ocio para disfrutarlo al máximo.

Pero ya no.

¿Y por qué hablo en pasado si Readmill sigue existiendo? Pues lo hago porque Dropbox ha comprado la aplicación hace unos días y como consecuencia de ello Readmill dejará de funcionar a partir del 1 de julio.

Los fundadores se han preocupado de darnos el tiempo suficiente y las facilidades máximas para exportar todos nuestros datos del servicio, pero los usuarios volvemos a sentir que nos han dado una patada en el culo y nos han echado a la calle con nuestras pertenencias. Algo parecido a lo que ocurrió con Everpix.

Readmill era una aplicación genial que no tenía parangón en iOS -iBooks da pena en diseño y funcionalidades si se les compara-, pero volvemos a ser testigos de que ninguna empresa guardará nuestros datos para siempre si el negocio no va bien o alguien opta por comprarla y cerrarla.

Cómo utilizo una gran herramienta como es Pinboard

Casi todos necesitamos buscar información que necesitemos en un futuro: documentación para un proyecto laboral, referencias sobre posibles destinos de vacaciones, datos que aportar a un trabajo de la universidad, tutoriales de cualquier tipo…

Buscar información y necesitarla más adelante es algo bastante habitual en el comportamiento de cualquier persona.

En mi caso suelo buscar información a diario que necesitaré horas, meses o años después, por lo que hace unas semanas decidí replantear como archivaba y clasificaba esa información.

A día de hoy todo lo que busco y que me puede ser de utilidad lo encuentro principalmente desde tres sitios diferentes:

  • Twitter
  • Safari/Chrome
  • Feeds RSS

Pero la forma de capturar, leer y archivar lo que encontraba era un poco caótica hasta hace un par de meses:

  • Si sólo quería leerlo, lo enviaba a Pocket
  • Si sólo quería tenerlo para el futuro, lo guardaba a Evernote
  • Si quería tenerlo para el futuro, a Evernote pero pasando también por Pocket para leerlo previamente
  • Por supuesto, estaba obligado a utilizar los tres servicios siempre (navegador, Twitter, RSS)

Cuando llegaba el momento de buscar esa información no sabía bien por donde empezar: podía estar en Evernote o en Pocket o marcado con estrella en Feedly, con el agravante de que muchas veces Evernote o Pocket son servicios algo pesados si haces una búsqueda que pueda tener muchas coincidencias.

Pinboard

Llevaba un tiempo pensando en cambiar este método y me centré en probar Pinboard y ver cómo podía encajar mejor en mi día a día. Pronto descubrí que Pinboard, un servicio que sirve para almacenar enlaces y nada más, era mi tabla de salvación en la organización de toda esa información.

Cambié todo el sistema y desde ese momento diferencié mucho qué hacer con cada enlace que quisiera guardar:

  • Si sólo es para leerlo, a Instapaper
  • Si es para leerlo, archivarlo y poder trabajar con él en el futuro, a Pinboard

A través de las extensiones oficiales de Pinboard para Chrome o Safari, del canal correspondiente en IFTTT y de las opciones configurables de Tweetbot, en cinco minutos dejé montado el nuevo sistema que me permite:

  • Archivar en Pinboard o Instapaper con un solo click desde Tweetbot o Chrome
  • Que aparezcan automáticamente en Pinboard artículos desde determinados feeds RSS que he configurado mediante IFTTT

Eso me permite una gran organización de toda la información y saber que cuando voy a trabajar en algún proyecto, artículo o idea, toda la información que busqué en su momento para ese proyecto, artículo o idea está en Pinboard.

¿Qué es Pinboard?

Pinboard es un servicio creado por una sola persona, Maciej Cegłowski, que permite por un solo cargo de 10$ almacenar todos los enlaces que quieras. Al estilo de lo que en su momento fue Delicious pero de pago y con una velocidad endiablada sin estar centrado especialmente en el aspecto social.

Sus principales características son:

  • Rapidez
  • Fiabilidad
  • Posibilidad de clasificar los enlaces por etiquetas
  • Posibilidad de dar una descripción a cada enlace
  • Posibilidad de guardar los enlaces como públicos o privados
  • Posibilidad de diferenciar esos enlaces entre leídos o no leídos

Existe la opción de pagar 25$ anuales para que todos los enlaces que guardes se queden descargados de forma completa y puedas ver el enlace siempre esté la fuente original online o no.

Pinboard en iOS

En mi caso es necesario, aunque no imprescindible, poder acceder a los enlaces almacenados en Pinboard en movilidad a través de iOS y tras mucho indagar vi que la mejor aplicación para ello es Pushpin, una app universal que cuesta 10$ en la App Store.

No es una aplicación barata pero está permanentemente actualizada, bien diseñada y siempre responde.

Resumen

En resumen, Pinboard es un servicio muy útil que puede ayudarte a tener localizado en un mismo lugar una cantidad ingente de información evitando la pérdida de trabajo previo o que esa información esté desperdigada por varios sitios

Cómo utilizar diferentes tipografías en iWork para iOS

No soy de usar mucho iWork en el iPad o iPhone, pero en alguna ocasión lo he necesitado para corregir algún error o modificar un detalle de documentos creados en Mac y viene bien tenerlo a mano.

Sin embargo había casos en los que usar Pages o Keynote no servía de nada ya que si tu documento o presentación contenía tipografías que no estaban incluidas en iOS entonces al abrir el archivo perdías la tipografía original y debías seguir trabajando con una nueva tipografía que el sistema asigna por defecto.

Esto es lo peor, especialmente si necesitas tener listo ese documento en 5 minutos.

La solución a usar diferentes tipografías en iOS

Ante tal problema eché un vistazo a los foros de soporte de Apple a ver si alguien se había encontrado con el mismo impedimento y pude ver que un desarrollador había creado una aplicación para instalar tipografías adicionales en iOS, las que quieras.

La aplicación se llama Anyfont y su precio (1,79€) es más que accesible. Te permite instalar cualquier fuente .ttf u .otf desde Dropbox, Mail o iTunes, por lo que puede que te salve el c*lo como a mí en un momento dado.

Dropbox y sus precios fuera de mercado

Con la reciente bajada de precios de Google Drive, ser usuario de pago de Dropbox es una decisión cada vez menos justificable.

Veamos, por ejemplo, los precios de 100GB de almacenamiento al mes:

  • Drive: 1,99$
  • Dropbox: 9,99$

Estamos hablando de un producto cinco veces más caro que básicamente sirve para lo mismo: almacenar documentos de todo tipo.

Esta diferencia de precios me ha hecho escribir este post. Soy usuario de pago de multitud de servicios como Spotify, Drive, Pinboard, Evernote, dlvr.it, Hootsuite… pero nunca lo he sido de Dropbox. Me lo he planteado alguna vez, pero el precio es tan alto para una cantidad de almacenamiento que realmente no necesito que siempre lo he descartado.

El movimiento de Google puede acrecentar esta sensación entre muchos usuarios, así que bien harían los responsables de Dropbox en ajustar sus tarifas valorando la posibilidad de ofrecer alguna opción por debajo de los 100GB, una cifra demasiado elevada para muchos potenciales clientes.

Por cierto, de los precios de iCloud, mejor ni hablamos.

Cómo actualizar gratis iWork para OS X Mavericks

Tras la reciente publicación de OS X Mavericks, Apple ha aprovechado para actualizar iWork – Pages, Numbers y Keynote – de forma gratuita para todos aquellos que compraron iWork 09 en DVD o en la Mac App Store.

Lamentablemente conseguir esas actualizaciones para los usuarios que compraron el DVD está siendo realmente complicado, pero hay una forma sencilla de lograrlo:

  1. Entra en la Mac App Store y cierra la sesión con tu cuenta ID de Apple. Cierra la MAS.
  2. Descarga e instala la actualización de iWork 9.3 desde este enlace de de Apple.
  3. Entra en Preferencias del Sistema y cambia el idioma principal del ordenador a inglés.
  4. Reinicia el Mac.
  5. Entra en la Mac App Store, identifícate con tu ID de Apple y podrás actualizar iWork gratis.
  6. Tras las actualizaciones, vuelve a cambiar el idioma a español, reinicia y listo.