Una pantalla que se dobla en 2019, ¿para qué?

El Galaxy Fold es el producto de moda en las últimas 12 horas en el mundo de la tecnología. Un teléfono que tiene una pantalla que se dobla y cuando lo abres se convierte en una especie de tablet. Casi todos querremos algo así tarde o temprano.

Como idea está bien y hay que ver si más empresas son capaces de trabajar en esa dirección para que las pantallas que se doblan nos sean útiles, pero ahora mismo el Galaxy Fold no deja de ser un prototipo a nivel hardware y hay que tratarlo como tal, sin perder la cabeza.

Bien por Samsung por apostar por desarrollar nuevas tecnologías, pero innovación por innovación no sirve de nada si no se ejecuta bien. Dos ejemplos:

A nivel hardware me recuerda a los típicos Nokia de diseños arriesgados que la compañía finlandesa sacaba entre 2000 y 2005.

Publicado por Elio

Si te ha gustado este post no dudes en suscribirte al feed RSS o a seguirme en Twitter para comentar este y otros artículos que vendrán. Gracias por tu visita.