¿iPhones a 29€ o a 1.000€?

Llegó el frenazo.

Tim Cook, seguramente obligado por cuestiones legales, ha publicado una carta dirigida a inversores en la que avisa que Apple ha recalculado a la baja sus previsiones para el actual trimestre, un aviso que en la empresa de Cupertino no se veía desde 2002. Apple va a ingresar menos dinero y va a vender menos iPhones. Los motivos según la empresa:

  • Factores macroeconómicos (dólar fuerte uno de ellos)
  • Problemas en China (aranceles y guerra con EEUU)

Como he comentado brevemente en Twitter lo que me sorprende de esta carta —algo extraordinario que solo ocurre en empresas públicas ya que no se pueden dar expectativas irreales— es que en Apple hayan sido capaces de errar tanto en esos dos apartados.

El factor China y la macroeconomía

Lo que ocurre en China es una mezcla de factores entre los aranceles (Donald Trump), la guerra comercial con EEUU (Donald Trump), el precio del iPhone y el hecho de que el iPhone XS sea una simple actualización interna del iPhone X (en China se da mucha importancia al hardware). A nivel macroeconómico parece que estamos en un proceso de desaceleración mundial desde hace unos cuantos meses y esas señales ya llegaron cuando Apple publicó sus previsiones para el trimestre.

El anterior párrafo relata hechos que no son novedad para Apple y que bien sabían ellos, por lo que el error evidente viene en sus cálculos de ventas.

Baterías a 29€ y iPhones a 1.000€

Pero los iPhones se han dejado de vender a un ritmo de locos no solo en China, si no en todo el mundo.

Terminales a más de 1.000€, 1.200€ y 1.400€ son inasequibles para la mayoría de la población y poner esos precios a los nuevos iPhones de 2017 y 2018 para encontrar el límite al que están dispuestos a llegar los clientes era arriesgar mucho.

Si contrapones un precio de 1.000€ con el de 29€ por cambiar una batería para iPhones que aún pueden cumplir su cometido como el SE, 6S, 7 y 8, te da el coctel explosivo que iba a ocurrir con la mayor parte de clientes de Apple: no cambiar de iPhone hasta que el suyo actual se caiga a pedazos o no cambiar de iPhone hasta unos meses más tarde, sin prisas, esperando a posibles ofertas, mejores propuestas de financiación o tras haber ahorrado para el cambio. Conozco a unas cuantas personas en ambas situaciones.

El futuro

Tim Cook ha mandado otra carta a los empleados de Apple en la que dice que aprovecharán este momento para aprender, implementar nuevas ideas e iniciativas y tal vez, añado yo, modificar parte del rumbo.

Era evidente que Apple no iba a poder seguir vendiendo iPhones a un ritmo increíble toda la vida, pero el frenazo ha llegado antes de lo que esperaban porque la carta de Cook así lo demuestra y eso ha sido un grave error de cálculo.

Publicado por Elio

Si te ha gustado este post no dudes en suscribirte al feed RSS o a seguirme en Twitter para comentar este y otros artículos que vendrán. Gracias por tu visita.