Mis regalos de Reyes

Llego con retraso pero no quería dejar de compartir con vosotros mis regalos de Reyes:

  • Objetivo Canon 15mm Fisheye 2.8
  • Objetivo Canon 50mm 1.8
  • Un vale para el Chrono Trigger de DS (a la venta en febrero)
  • BSO “En el nombre del padre”
  • Un bata
  • Una camiseta personalizada
  • Un balón de baloncesto
  • Entradas para asistir a Star Wars, the Exhibition
  • Y lo mejor, ¡un WALL-E de buen tamaño!

Zelda Ocarina of Time cumple 10 años

Hace exactamente 10 años que The Legend of Zelda Ocarina of Time se puso a la venta en Estados Unidos. A Europa llegó un par de semanas después (11 de diciembre) y fue bastante complicado encontrar una copia antes de las navidades ya que Nintendo no daba a basto para distribuir cartuchos dorados en todo el mundo. Afortunadamente yo había dejado hecha mi reserva en El Corte Ingles de Goya el 24 de noviembre de 1998 (aún conservo el ticket de compra, lo tengo delante mía en estos momentos) y el día que me avisó el vendedor acudí raudo a por el juego.

Todos aquellos que lo hayáis jugado y disfrutado, sabéis que se trata de uno de las mejores aventuras de la Historia, incluso la mejor para muchos. La saga Zelda disfrutaba de fama mundial y la última entrega para consolas de sobremesa había sido el mítico The Legend of Zelda A Link to the Past de 1991, otra obra cumbre que ponía el listón muy alto para el siguiente capítulo que los jugones llevábamos años esperando.

Pero Ocarina of Time fue una auténtica revolución en el mundo de las consolas ya que teníamos delante nuestra un inmenso mundo ficticio en tres dimensiones, Hyrule, que debíamos explorar y descubrir, interactuando con decenas de personajes, visitando pueblos, castillos, granjas, luchando contra las fuerzas de Ganon, admirando la belleza de los paisajes, temiendo por cuando llegara la oscuridad y aparecieran fantasmas… Si a esto le añadimos que el argumento de este Ocarina of Time era épico, el resultado no podía ser otro que disfrutar de una de las mejores experiencias de ocio informático de todos los tiempos.

Como recuerdo más personal, os cuento que estuve semanas enteras disfrutando con mi Nintendo 64 gracias a la maravilla que Miyamoto y su equipo habían creado. Las navidades me pillaron de por medio y en ese época de estudiante, las vacaciones las pasaba en Villamanrique, pero allí sólo había una tele (que por supuesto disfrutaban mis abuelos). Decidí llevarme mi pequeña tele de tubo de 14 pulgadas y la N64 al pueblo y las puse en el salón junto a la otra tele. Mientras ellos veían sus programas favoritos, yo jugaba con los auriculares conectados y visitaba el Castillo de Hyrule, el Lago Hylia o cabalgaba a lomos de Epona. Momentos inolvidables de mis vivencias en este mundo gracias al Mundo Real y al mundo virtual.

World of Warcraft

Robo un post de Ginatonic donde habla del juego World of Warcraft y de su hermano:

En mi casa habita un extraño ser llamado “hermano”, que juega a un extraño juego llamado “Wow”.

Creo recordar que “hermano” y yo compartíamos actividades de pequeños: Llenábamos cubos de arena, de hojas secas, de piedras,… Es un sueño algo borroso, pero siempre sucedía en parques al aire libre.

Ahora “hermano” se dedica a matar a algo llamado “tu cabrón muérete, no eres más que un puñetero peón esclavo de los alianzas”. No me preocupa mucho, mientra esta violencia se quede entre el ratón, la pantalla y su monstruo particular.

Observando su comportamiento, he adivinado que cree que hay como dos bandos de una gran batalla: los Hordas y los Alianza, y luego otros bichos que deben ser destruidos por los dos equipos individualmente. Creo que luego hay unos clanes y dentro de estos grandes clanes, unos grupitos que se hinchan a cerveza y paintball cada vez que quedan. Pero no lo sé exactamente.

Creo que para entrar en esos grupos hay que pagar una cuota al mes, como en las sectas, y luego, como en las sectas, te olvidas de la vida real.

En los comentarios hay gente que ha añadido cosas como:

Yo se que mi hermano está vivo por los gruñidos y golpes de ratón que oigo de vez en cuando. Por lo demás no se si se alimenta, bebe y demás cosas necesarias para subsistir.

Eso no es una secta, es peor que una secta. Yo he perdido amigos por culpa de ese maldito juego. Y es algo muy triste.

odio los videojuegos en general y el wow muy en particular, me rebaron mucho tiempo de alguien a quien quería mucho.

Esta situación me recuerda a algo…

Jugando a Final Fantasy III

798775249_c877a0d79d_o

Desde el año 2000, la primera semana de Julio de cada año eliJo un juego de rol para disfrutar de él durante el verano. Algunos de los seleccionados para una época tan señalada los dejé a medias y otros los conseguí terminar (Vagrant Story, Final Fantasy VIII…). El caso es que este año ando especialmente motivado porque el elegido ha sido un Final Fantasy y un título con tanto nombre exige cierta “responsabilidad jugona”, no se debe abandonar un prestigioso juego a mitad de su desarrollo porque si lo haces con un título de calidad, los videojuegos de medio pelo los abandonas a los 20 minutos de haberlos comenzado.

Final Fantasy III ha sido editado para Nintendo DS con nuevos gráficos y añadidos que lo hacen muy interesante. No tanto como alguno de sus hermanos mayores (a partir de la entrega VI…) porque el argumento y los personajes no están especialmente desarrollados, pero si como para ser uno de los mejores RPG que existen para DS.

Apenas llevo 10 horas en el FFIII pero el haber vuelto al mundo Final Fantasy una vez mas, me ha hecho recordar ciertos momentos y por eso he planeado varios posts dedicados a esta saga durane los próximos meses. Ahora que FFMANIACS está a punto de morir y agoniza lentamente, es ocasión de mostrar mi pasión y respeto por el mundo Final Fantasy en el blog, mi rincón personal que comparto con el mundo.