Excesivo consumo de datos en iPhone en ‘Documentos y y sincronización’ de iCloud

Que no te ‘vuelen’ los datos.

Llevaba años sufriendo un problema para el que no encontraba solución. Cada mes se me escapan entre 750 Mb y 2 Gb consumidos en la tarifa de datos de mi iPhone en algo que parecía no tener sentido: ‘Documentos/sincronización’, una de las secciones que detalla iOS en el apartado de consumo (Ajustes> Datos móviles> Servicios del sistema> Documentos/sincronización).

Investigando hace tiempo pude comprobar que mucha gente gastaba datos de su tarifa sin darse cuenta debido a que iCloud por defecto utiliza los datos de la red móvil cuando no hay WiFi. Yo también lo tenía activado así, por lo que cuando lo desactivé (Ajustes> iCloud> iCloud Drive> Usar datos móviles) creí que ya había dado con la tecla. Pero no. Semanas después pude comprobar que el gasto excesivo de datos en ‘Documentos/sincronización’ continuaba a pleno rendimiento.

En los foros de soporte de Apple mucha gente comentaba el mismo problema y algunos se dieron cuenta de que apagando el Mac el consumo de ‘Documentos/sincronización’ se detenía, una solución chapucera que tampoco podía valer para el largo plazo. Continué investigando y encontré el comentario de un usuario que había dado con la clave examinado los logs del iPhone: un fallo permanente de sincronización de los atajos de teclado con iCloud se repetía cada 90 segundos y eso disparaba el consumo de datos móviles. Él lo arregló así:

  1. Borrar todos los atajos de teclado (Ajustes> General> Teclado> Sustitución de texto).
  2. Desactivar iCloud (eso hace que se borre del teléfono todo lo que esté sincronizado con iCloud, pero luego es sencillo recuperarlo).
  3. Reinicio ‘bruto’ (dejar presionados botones de home y encender a la vez durante 10 segundos).
  4. Volver a configurar la cuenta de iCloud.

Así lo solucionó él y así lo he solucionado yo. Espero que te sirva si te encuentras en la misma situación.

Adiós, Evernote

Me parece increíble escribir este artículo. Evernote fue una de las aplicaciones que más hicieron por mi transformación de alguien profesionalmente poco interesado en la organización a una persona que quería tener todo controlado y localizado. Pero nada es eterno y he decidido abandonar Evernote.

Los motivos son dos:

  1. Con el paso de los años Evernote se ha ido convirtiendo en una aplicación farragosa y lenta, poco útil en momentos en los que la velocidad lo es todo a la hora de acceder a notas y archivos. Éso me forzó a comenzar a usar otras aplicaciones con las que lograba consultar más rápido a lo que necesitaba y a depender menos de Evernote.
  2. La dirección de Evernote ha sido cuanto menos cuestionable en el periodo 2012-2015; debido a ello la empresa se encuentra en un proceso de cambio y su directiva ha decidido establecer nuevas líneas comerciales. Ahora, para poder seguir sacando partido a la herramienta, prácticamente será imprescindible ser un usuario de pago. No tengo nada contra los servicios o aplicaciones que requieren una cuota mensual para poder utilizarlos, pero hace mucho tiempo que perdí el interés en pagar por Evernote ya que no me aportaba nada salvo las notas colaborativas.

El caso es que la decisión de abandonar completamente Evernote ha llegado sola, pues llevaba casi un año usando Evernote menos de una vez por mes al haberme habituado a trabajar de otra forma.

Las notas rápidas

Tomo notas diariamente, sin parar. Apunto todo porque soy un firme creyente del mantra que predica que el cerebro no está para actuar como un robot que te recuerde tareas, conversaciones o datos. Dado que soy usuario de Drafts desde hace años y que siempre llevo el teléfono encima, decantarme por Drafts como el sitio donde todas mis notas empezaban se convirtió en algo natural. Tanto como para poner la aplicación en el lugar de honor deldock del iPhone: esquina inferior derecha.

En Drafts escribo texto que luego puede terminar en Airmail (correos), Ulysses (artículos), Telegram o Whatsapp (mensajes), Twitter e Instagram o Notas (notas, LOL). En Drafts el texto está temporalmente ya que es el lugar más rápido para comenzar a escribir pero no el idóneo para mantenerlo. Por eso cuando el texto que he escrito lo quiero conservar para el futuro en forma de nota u archivo, pasa a otro lado.

Las notas permanentes

Notas de Apple dio un cambio brutal en iOS 9, así que es la aplicación que me sirve y basta para mis necesidades en cuanto a notas:

  • Texto a secas.
  • Listas de items.
  • Texto e imágenes en formato jpg.
  • Archivos en formato pdf.

No necesito más, por lo que la opción natural tras abandonar una potente aplicación como es Evernote —OneNote— no la necesito.

Las notas colaborativas

La última característica por la que seguía usando Evernote era por la posibilidad de usar notas compartidas colaborativas. Tengo notas con inventarios, recetas y documentación compartidas con mi mujer, pero pagar a Evernote solo por ello hubiese resultado excesivo. La solución ha sido pasar temporalmente esas notas y archivos a Drive y luego volver a pasarlos a Notas de Apple cuando iOS 10 sea público y sea posible editar notas entre varios usuarios. De hecho que Apple anunciase en junio que Notas iba a poder tener notas colaborativas fue lo que realmente me empujó a tomar la decisión de abandonar Evernote.

Un extra: las notas con datos críticos

Trabajes o no existen ciertas notas que requieren una seguridad extra por contener datos confidenciales: cuentas bancarias, contraseñas de todo tipo, datos personales o de empresas, documentación especial como escrituras, etc. Lo cierto es que este tipo de notas y archivos es conveniente tenerlos a mano en todo momento pero a la vez es raro necesitar usarlos de forma habitual, así que mejor que una aplicación estándar como Notas hay otras opciones con mayor seguridad como 1Password. Si además necesitamos compartir esas notas, 1Password ofrece planes para equipos o familias.

Peel, fundas minimalistas para iPhone y iPad

Cambiar de funda en el iPhone es como un vicio para mí. Me gusta hacerlo cada poco tiempo y las fundas finas son mis favoritas. Tras la decepción sufrida con las Shumuri y las escasas semanas que aguantaban en su estado inicial, descubrí las fundas de Peel. Son extremadamente finas pero más robustas y completas que las Shumuri, lo que permite que aguanten mejor el paso del tiempo.

Además su web es una delicia y el proceso de compra y atención al cliente es perfecto. Las envían desde Estados Unidos, pero pocos días después de adquirirlas llegaron a España.

Si buscas una funda fina para un iPhone o ciertos modelos de iPad, hazte con una funda Peel. Además desde este enlace puedes comprar los productos Peel con un 20% de descuento.

El podcast que puede cambiar tu vida

No estoy de broma y puedo demostrarlo.

Hace unos años mi vida no era tan ordenada como lo es ahora. En realidad tenía bastantes tareas, pero nadie me había enseñado a trabajar de forma correcta, ser productivo y permanecer organizado. Para añadirle una mezcla más al cóctel, estaba en pleno cambio profesional, dirigiendo mi atención y esfuerzos a un sector en el que no había trabajado nunca y creando un proyecto adicional que no sabía donde me llevaría.

Sin nadie a mi lado en el trabajo en el que poder delegar ciertas tareas, aprendí sobre la marcha cómo hacer muchas de ellas y, lo más importante, cómo tratar de hacerlas del mejor modo posible. En algunas tuve éxito y en otras muchas no, pero seguí interesándome por trabajar y vivir mejor. Continuar leyendo “El podcast que puede cambiar tu vida”

¿Es para tanto Ulysses?

La aplicación para escribir de la que todo el mundo habla estas semanas.

Ulysses, una aplicación que sirve para escribir y almacenar textos, llegó a la versión 2.5 el pasado mes, siendo su principal novedad que ahora también funciona en iPhone. Anteriormente solo funcionaba para OS X y iPad, por lo que esta nueva característica era muy esperada.

En mi caso nunca me planteé la opción de usar Ulysses como único editor de texto debido precisamente a esa ausencia de versión para iPhone; no es que escriba muchos posts desde mi teléfono móvil, pero sí es cierto que a veces necesito hacerlo o que me viene la inspiración para continuar con un texto en un momento en el que el teléfono es lo único que tengo a mano.

Por ello, hace meses probé Ulysses para Mac con el objetivo de comprobar qué es lo que escondía aquella aplicación de la que muchos hablaban maravillas, pero con la idea de solo probar y no encapricharme ya que lo de que no tener versión para iPhone era algo que me haría trabajar con más fricciones a medio plazo. Continuar leyendo “¿Es para tanto Ulysses?”

Tres meses con un iPad como ordenador

Puede que este experimento cambie ciertas de mis concepciones informáticas.

Hace unos días comencé un periodo de unos tres meses en los que mi iPad será mi ordenador portátil. Detrás de esta decisión no hay ningún capricho o hispterismo tecnológico, ha sido algo a lo que he llegado de forma obligada. Continuar leyendo “Tres meses con un iPad como ordenador”

¿Debo comprar un iPhone SE?

“Menudo presuntuoso este tío escribiendo sobre si debo comprarme un modelo concreto de teléfono o no”, pensará alguno. “Qué pesado, otra vez un artículo sobre el iPhone SE. ¡Escribió uno hace 10 días!“, dirán otros.

Nada más lejos de la realidad. No quiero publicar este post por el ego de dar mi opinión. Lo hago por ahorrarme el proceso de repetir lo mismo una y otra vez durante los próximos meses cuando alguien de mi círculo social me pregunte: “¿Debo comprar un iPhone SE?”. Continuar leyendo “¿Debo comprar un iPhone SE?”