Convirtiendo un iPad en una pantalla cómoda

Trabajar con un iPad tiene grandes ventajas e inconvenientes y una de estas últimas puede ser la postura requerida para usarlo.

En plena era del iPad Pro, máquina con la que se pueden llevar a cabo jornadas completas de trabajo, encontrar una postura cómoda para utilizarlo es casi una obligación si no queremos crearnos más problemas de espalda y cuello de los debidos.

La naturaleza del iPad al usarlo como portátil simplemente añadiendo un teclado y colocándolo encima de una mesa obliga a mirar hacia abajo, más aún que con un portátil, lo cual llevará más pronto que tarde a sufrir problemas físicos por estar muchas horas en una postura poco adecuada.

Como ahora mismo me encuentro en una época en la que nuevamente un iPad volverá a ser la principal herramienta con la que sacaré adelante el trabajo diario y no podré usar un ordenador en semanas, llevaba un tiempo buscando un elevador para poder usarlo más cómodamente. En el blog de Matt Gemmell, un desarrollador reconvertido a a escritor que ha pasado de usar un iMac de 27 pulgadas a un MacBook de 12 y posteriormente a un iPad Pro de 9,7, el autor publicó una imagen de su despacho en la que se veía el iPad y un elevador llamado Abovetek que me llamó la atención de inmediato.

No soy mucho de jugármela con accesorios de marcas que parezcan una de las millares que nacen y desaparecen a diario en China, pero este soporte tenía una estética muy similar a la de la peana que llevan todos los iMac y decidí comprarlo. Menuda sorpresa al recibirlo. Una caja bien presentada, materiales decentes, compatibilidad para usarlo con cualquier tablet de entre 7 y 13 pulgadas y cumpliendo con su cometido aún mejor de lo que esperaba ya que el iPad queda elevado a la altura de la barbilla, una postura mucho más sana que la de utilizarlo apoyado en un mesa. Al momento estaba trabajando en mi mesa de despacho como con un ordenador, escribiendo cómodamente, gestionando diversas aplicaciones e incluso navegando en PokerStars Casino que en esta vida también hay que sacar tiempo para el ocio.

El soporte Abovetek se puede comprar en Amazon por 39€, al menos ese es el precio que pagué yo cuando lo adquirí. Por el momento puedo decir sin duda que es uno de los mejores accesorios que he comprado en 2017.

Adiós, Evernote

Me parece increíble escribir este artículo. Evernote fue una de las aplicaciones que más hicieron por mi transformación de alguien profesionalmente poco interesado en la organización a una persona que quería tener todo controlado y localizado. Pero nada es eterno y he decidido abandonar Evernote.

Los motivos son dos:

  1. Con el paso de los años Evernote se ha ido convirtiendo en una aplicación farragosa y lenta, poco útil en momentos en los que la velocidad lo es todo a la hora de acceder a notas y archivos. Éso me forzó a comenzar a usar otras aplicaciones con las que lograba consultar más rápido a lo que necesitaba y a depender menos de Evernote.
  2. La dirección de Evernote ha sido cuanto menos cuestionable en el periodo 2012-2015; debido a ello la empresa se encuentra en un proceso de cambio y su directiva ha decidido establecer nuevas líneas comerciales. Ahora, para poder seguir sacando partido a la herramienta, prácticamente será imprescindible ser un usuario de pago. No tengo nada contra los servicios o aplicaciones que requieren una cuota mensual para poder utilizarlos, pero hace mucho tiempo que perdí el interés en pagar por Evernote ya que no me aportaba nada salvo las notas colaborativas.

El caso es que la decisión de abandonar completamente Evernote ha llegado sola, pues llevaba casi un año usando Evernote menos de una vez por mes al haberme habituado a trabajar de otra forma.

Las notas rápidas

Tomo notas diariamente, sin parar. Apunto todo porque soy un firme creyente del mantra que predica que el cerebro no está para actuar como un robot que te recuerde tareas, conversaciones o datos. Dado que soy usuario de Drafts desde hace años y que siempre llevo el teléfono encima, decantarme por Drafts como el sitio donde todas mis notas empezaban se convirtió en algo natural. Tanto como para poner la aplicación en el lugar de honor deldock del iPhone: esquina inferior derecha.

En Drafts escribo texto que luego puede terminar en Airmail (correos), Ulysses (artículos), Telegram o Whatsapp (mensajes), Twitter e Instagram o Notas (notas, LOL). En Drafts el texto está temporalmente ya que es el lugar más rápido para comenzar a escribir pero no el idóneo para mantenerlo. Por eso cuando el texto que he escrito lo quiero conservar para el futuro en forma de nota u archivo, pasa a otro lado.

Las notas permanentes

Notas de Apple dio un cambio brutal en iOS 9, así que es la aplicación que me sirve y basta para mis necesidades en cuanto a notas:

  • Texto a secas.
  • Listas de items.
  • Texto e imágenes en formato jpg.
  • Archivos en formato pdf.

No necesito más, por lo que la opción natural tras abandonar una potente aplicación como es Evernote —OneNote— no la necesito.

Las notas colaborativas

La última característica por la que seguía usando Evernote era por la posibilidad de usar notas compartidas colaborativas. Tengo notas con inventarios, recetas y documentación compartidas con mi mujer, pero pagar a Evernote solo por ello hubiese resultado excesivo. La solución ha sido pasar temporalmente esas notas y archivos a Drive y luego volver a pasarlos a Notas de Apple cuando iOS 10 sea público y sea posible editar notas entre varios usuarios. De hecho que Apple anunciase en junio que Notas iba a poder tener notas colaborativas fue lo que realmente me empujó a tomar la decisión de abandonar Evernote.

Un extra: las notas con datos críticos

Trabajes o no existen ciertas notas que requieren una seguridad extra por contener datos confidenciales: cuentas bancarias, contraseñas de todo tipo, datos personales o de empresas, documentación especial como escrituras, etc. Lo cierto es que este tipo de notas y archivos es conveniente tenerlos a mano en todo momento pero a la vez es raro necesitar usarlos de forma habitual, así que mejor que una aplicación estándar como Notas hay otras opciones con mayor seguridad como 1Password. Si además necesitamos compartir esas notas, 1Password ofrece planes para equipos o familias.

Peel, fundas minimalistas para iPhone y iPad

Cambiar de funda en el iPhone es como un vicio para mí. Me gusta hacerlo cada poco tiempo y las fundas finas son mis favoritas. Tras la decepción sufrida con las Shumuri y las escasas semanas que aguantaban en su estado inicial, descubrí las fundas de Peel. Son extremadamente finas pero más robustas y completas que las Shumuri, lo que permite que aguanten mejor el paso del tiempo.

Además su web es una delicia y el proceso de compra y atención al cliente es perfecto. Las envían desde Estados Unidos, pero pocos días después de adquirirlas llegaron a España.

Si buscas una funda fina para un iPhone o ciertos modelos de iPad, hazte con una funda Peel. Además desde este enlace puedes comprar los productos Peel con un 20% de descuento.

Airmail 1.1, la actualización que rompe esquemas en iOS

La mejor aplicación de correo para iOS y OS X llega a la versión 1.1 con decenas de novedades.

Lo que han hecho los desarrolladores con la versión 1.1 de Airmail para iOS es brutal y absolutamente digno de elogio. Éstas son las principales novedades:

  • iPad Support – with split screen and multitasking
  • Keyboard Support – specific actions to be linked with common shortcuts
  • Read Receipts – track when messages are read
  • Send Later – schedule an email for the right time, even if the app is closed (Gmail + Exchange)
  • Smart Folders – use saved searches as smart folders with powerful operators
  • Touch ID – to restrict access to the app
  • Group support in composer
  • Reply Reply All switcher
  • Draw a quick sketch in the composer
  • 2 finger Swipe to next message
  • Extended Headers – display Extended Headers for integrations with CMS
  • New Actions – Add to Contacts, Full Screen, Unsubscribe Newsletter
  • New Integrations – Due, Proud, Instapaper, Calendar5, PdfExpert5, Byword, Parcel

Solo el hecho de que ahora ya esté disponible para iPad hace que desde este momento Airmail sea mi único cliente de correo (hasta ahora usaba Polymail en el iPad), pero es que las novedades son tantas y lo que ya tenía tan bueno, que hoy por hoy Airmail no tiene rival.

Con Airmail puedes elegir qué cuentas de correo te notifican cuando hay emails nuevos y cuales no, personalizar el aspecto de paneles, posponer mensajes, enviar más tarde, confirmación de lectura, búsquedas guardadas, protección con Touch ID, sincronización con iCloud —característica de la que se habla poco— y mucho más. Las integraciones con Drive, Dropbox, Wunderlist, Instapaper, Evernote, Fantastical o Todoist son imprescindibles para cualquier cliente de correo actual y Airmail ofrece hasta 36 integraciones con diferentes servicios y aplicaciones.

En definitiva, Airmail es el mejor cliente de correo para iOS y OS X de largo, haríais mal en no descargarlo de forma inmediata. Airmail está disponible para iOS por solo 4,99€ pese a ser una aplicación un universal y para OS X por 9,99€.

¿Es para tanto Ulysses?

La aplicación para escribir de la que todo el mundo habla estas semanas.

Ulysses, una aplicación que sirve para escribir y almacenar textos, llegó a la versión 2.5 el pasado mes, siendo su principal novedad que ahora también funciona en iPhone. Anteriormente solo funcionaba para OS X y iPad, por lo que esta nueva característica era muy esperada.

En mi caso nunca me planteé la opción de usar Ulysses como único editor de texto debido precisamente a esa ausencia de versión para iPhone; no es que escriba muchos posts desde mi teléfono móvil, pero sí es cierto que a veces necesito hacerlo o que me viene la inspiración para continuar con un texto en un momento en el que el teléfono es lo único que tengo a mano.

Por ello, hace meses probé Ulysses para Mac con el objetivo de comprobar qué es lo que escondía aquella aplicación de la que muchos hablaban maravillas, pero con la idea de solo probar y no encapricharme ya que lo de que no tener versión para iPhone era algo que me haría trabajar con más fricciones a medio plazo. Continuar leyendo “¿Es para tanto Ulysses?”

Tres meses con un iPad como ordenador

Puede que este experimento cambie ciertas de mis concepciones informáticas.

Hace unos días comencé un periodo de unos tres meses en los que mi iPad será mi ordenador portátil. Detrás de esta decisión no hay ningún capricho o hispterismo tecnológico, ha sido algo a lo que he llegado de forma obligada. Continuar leyendo “Tres meses con un iPad como ordenador”

Reflexiones rápidas sobre el iPhone SE

Se espera que el próximo 21 de marzo Apple presente, entre otras cosas, un nuevo modelo de iPhone, el cual según los rumores se llamará iPhone SE.

Llamarlo nuevo modelo tal vez sea arriesgado teniendo en cuenta que el iPhone SE tendrá un diseño prácticamente calcado al iPhone 5 que se lanzó al mercado en 2012, exceptuando unos bordes redondeados en el cuerpo en lugar de los ángulos que tanto se arañaban en aquel modelo.

Lo llamativo de este smartphone es que su tamaño será de 4 pulgadas, convirtiéndose en el primer ‘nuevo teléfono’ de esas dimensiones que Apple introduzca al público desde 2013. No es que Apple no haya estado vendiendo teléfonos de 4 pulgadas desde entonces porque ahí sigue el iPhone 5S hasta nuevo aviso y el incombustible 4S en ciertos mercados emergentes, pero supone una novedad que la empresa de la manzana le de importancia a un tamaño que parecía desterrado.

Y es esto lo que me hace escribir un post. Pienso que un teléfono de 4 pulgadas de Apple tiene un gran potencial de ventas, no ya solo entre los típicos usuarios que buscan un teléfono de tamaño reducido que no les de problemas, sino entre los early adopters que prueban todo y consideran que lo nuevo es lo mejor.

Ahora todos los fabricantes apuestan porque sus teléfonos de gama media y alta incluyan grandes pantallas con las 4,7 pulgadas (tamaño del iPhone 6) casi como el mínimo aceptable, pero pienso que existen millones de usuarios que estarían dispuestos a volver a tener un teléfono más pequeño:

  • Los comentados compradores que quieren todo lo último.
  • Los que se han cansado de llevar un teléfono grande que molesta en el bolsillo del pantalón.
  • Los que solo utilizan iOS para comunicarse y prefieren trabajar desde un ordenador.
  • Los que utilizan iOS para trabajar pero prefieren hacerlo desde un iPad Pro o mini y el teléfono dejarlo para cosas ligeras.

Lo que no está claro es si Apple realmente ha pensado a fondo en esos usuarios o prefiere seguir apostando por el iPhone 6S y el próximo iPhone 7 a presentarse en otoño como sus buques insignia, algo que favorecería mantener un precio medio de venta por terminal muy alto. Personalmente creo que los tiros van por el segundo camino, ya que aunque el iPhone SE incluirá avances técnicos no llegará a la altura del iPhone 6S e importantes mejoras como el ‘3D Touch’ no estarán presentes entre sus características.

Además, a seis meses vista del iPhone 7, es evidente que ese modelo no existirá en versión de 4 pulgadas, pues no tendría sentido alguno presentar un terminal con una duración de medio año aunque ya ocurriese lo mismo con el iPad 3, pero tengo curiosidad por ver hasta dónde ha llegado Apple con las especificaciones técnicas del iPhone SE y comprobar como reacciona el mercado de masas ante este ‘viejo nuevo producto’.