Adiós, Evernote

Me parece increíble escribir este artículo. Evernote fue una de las aplicaciones que más hicieron por mi transformación de alguien profesionalmente poco interesado en la organización a una persona que quería tener todo controlado y localizado. Pero nada es eterno y he decidido abandonar Evernote.

Los motivos son dos:

  1. Con el paso de los años Evernote se ha ido convirtiendo en una aplicación farragosa y lenta, poco útil en momentos en los que la velocidad lo es todo a la hora de acceder a notas y archivos. Éso me forzó a comenzar a usar otras aplicaciones con las que lograba consultar más rápido a lo que necesitaba y a depender menos de Evernote.
  2. La dirección de Evernote ha sido cuanto menos cuestionable en el periodo 2012-2015; debido a ello la empresa se encuentra en un proceso de cambio y su directiva ha decidido establecer nuevas líneas comerciales. Ahora, para poder seguir sacando partido a la herramienta, prácticamente será imprescindible ser un usuario de pago. No tengo nada contra los servicios o aplicaciones que requieren una cuota mensual para poder utilizarlos, pero hace mucho tiempo que perdí el interés en pagar por Evernote ya que no me aportaba nada salvo las notas colaborativas.

El caso es que la decisión de abandonar completamente Evernote ha llegado sola, pues llevaba casi un año usando Evernote menos de una vez por mes al haberme habituado a trabajar de otra forma.

Las notas rápidas

Tomo notas diariamente, sin parar. Apunto todo porque soy un firme creyente del mantra que predica que el cerebro no está para actuar como un robot que te recuerde tareas, conversaciones o datos. Dado que soy usuario de Drafts desde hace años y que siempre llevo el teléfono encima, decantarme por Drafts como el sitio donde todas mis notas empezaban se convirtió en algo natural. Tanto como para poner la aplicación en el lugar de honor deldock del iPhone: esquina inferior derecha.

En Drafts escribo texto que luego puede terminar en Airmail (correos), Ulysses (artículos), Telegram o Whatsapp (mensajes), Twitter e Instagram o Notas (notas, LOL). En Drafts el texto está temporalmente ya que es el lugar más rápido para comenzar a escribir pero no el idóneo para mantenerlo. Por eso cuando el texto que he escrito lo quiero conservar para el futuro en forma de nota u archivo, pasa a otro lado.

Las notas permanentes

Notas de Apple dio un cambio brutal en iOS 9, así que es la aplicación que me sirve y basta para mis necesidades en cuanto a notas:

  • Texto a secas.
  • Listas de items.
  • Texto e imágenes en formato jpg.
  • Archivos en formato pdf.

No necesito más, por lo que la opción natural tras abandonar una potente aplicación como es Evernote —OneNote— no la necesito.

Las notas colaborativas

La última característica por la que seguía usando Evernote era por la posibilidad de usar notas compartidas colaborativas. Tengo notas con inventarios, recetas y documentación compartidas con mi mujer, pero pagar a Evernote solo por ello hubiese resultado excesivo. La solución ha sido pasar temporalmente esas notas y archivos a Drive y luego volver a pasarlos a Notas de Apple cuando iOS 10 sea público y sea posible editar notas entre varios usuarios. De hecho que Apple anunciase en junio que Notas iba a poder tener notas colaborativas fue lo que realmente me empujó a tomar la decisión de abandonar Evernote.

Un extra: las notas con datos críticos

Trabajes o no existen ciertas notas que requieren una seguridad extra por contener datos confidenciales: cuentas bancarias, contraseñas de todo tipo, datos personales o de empresas, documentación especial como escrituras, etc. Lo cierto es que este tipo de notas y archivos es conveniente tenerlos a mano en todo momento pero a la vez es raro necesitar usarlos de forma habitual, así que mejor que una aplicación estándar como Notas hay otras opciones con mayor seguridad como 1Password. Si además necesitamos compartir esas notas, 1Password ofrece planes para equipos o familias.

Dispatch, la mejor aplicación de correo electrónico para iOS

Tras varias semanas usando Dispatch y haber probado numerosas alternativas para la gestión del correo electrónico, creo firmemente que Dispatch es la mejor aplicación de correo electrónico para iOS.

Dispatch es una aplicación creada por un pequeño equipo de programadores que lleva tiempo siendo conocida entre los usuarios más pro de iOS, pero que con los añadidos de la versión 2.0 debería dar un salto de popularidad y descargas en la App Store. Continuar leyendo “Dispatch, la mejor aplicación de correo electrónico para iOS”

Drafts para iOS, un imprescindible

Drafts se ha convertido en un imprescindible en mi iPhone y iPad. Tanto como para ser una de las aplicaciones que más uso en el día a día por el aumento de la productividad que supone utilizarla.

Drafts

Hace unos meses que compré la app, pero no fue hasta que reflexioné sobre sus posibilidades cuando comencé a usarla con asiduidad.

¿Qué es Drafts y para qué sirve?

Drafts es una aplicación para escribir texto de forma rápida que permite enviar ese texto escrito a cualquier otra aplicación.

Por ejemplo, imagina que necesitas escribir una nota en tu cuenta de Evernote lo más rápido posible. Tienes que abrir Evernote, esperar a que cargue la app (es rápida pero no deja de ser una app con muchas opciones), darle al botón + y comenzar a escribir. El proceso no es largo, pero en Drafts necesitarías menos tiempo y sólo un clic. Inmediatamente después de terminar mandas la nota a tu cuenta de Evernote en menos de un segundo. Allí estará almacenada esperando.

¿Para qué utilizo yo Drafts?

Generalmente para tareas repetitivas que he dejado predefinidas en las opciones de la app.

  • Guardar notas nuevas en Evernote.
  • Guardar notas nuevas en una libreta determinada de Evernote.
  • Guardar notas predefinidas en Evernote.
  • Anotar una cita en el calendario a la velocidad de la luz (por ejemplo escribiendo “Reunión con Pepe el lunes a las 10 en la oficina de T2o”
  • Escribir un tuit en cualquiera de mis cuentas de Twitter.
  • Enviar un texto a Buffer.
  • Enviar emails repetitivos con una plantilla predefinida a un usuario predefinido (esto es brutal).
  • Enviar texto a la aplicación de Mensajes.
  • Enviar un mensaje a un receptor predefinido (ideal para casos en los que escribas muchos mensajes a una o varias personas de forma habitual).

¿Y por qué haces todo eso en Drafts si no hace falta?

Sencillamente porque es más rápido en todos los casos. Los 9 ejemplos anteriores son situaciones en los que utilizando Drafts terminas antes que utilizando las aplicaciones originales.

¿Qué otras cosas se pueden hacer con Drafts?

Las posibilidades son infinitas. Aparte de lo comentado puedes enviar texto a Dropbox, publicar en Facebook, redactar formateando el texto en Markdown, anotar notas en la aplicación Recordatorios, enviar notas a Things, Tweetbot, Omnifocus o Notesy… Entrad en la web del creador para comprobar todo lo que Drafts ofrece.

En definitiva, dadle una oportunidad a Drafts no sin antes pensar para todo lo que os puede servir. Cada usuario es diferente, pero las opciones son tantas que es una aplicación tremendamente útil para la mayoría.