Microsoft Office, gratis para iPhone, iPad y Android

Si hace unos días ya comentaba que el anuncio de la integración de Office y Dropbox era algo genial para muchos usuarios que requieren usar en su iPad aplicaciones como Excel, hoy tenemos sorpresa nuevamente.

Microsoft ha anunciado que Office sed desde hoy gratis para los usuarios de iOS y Android a la vez que ha presentado las nuevas versiones de sus aplicaciones compatibles con iPhone.

Office para iPhone, iPad y Android ahora es gratis para aquellos usuarios personales que deseen crear y editar de forma básica documentos de Word, Excel y Power Point y además podrán guardar y sincronizar esos cambios en Dropbox.

La aplicaciones de Office para iPhone son las mismas que ya publicó Microsoft para iPad actualizadas para convertirse en versiones universales aptas para iPhone y iPad.

Hay que recordar que algunas funciones avanzadas de edición y la posibilidad de almacenar los archivos en OneDrive for Business y Dropbox for Business seguirán requiriendo una suscripción a Office 365.

El movimiento es una clara apuesta de Microsoft por tratar de mantener usuarios personales en sus herramientas que desde hace tiempo tenían a su disposición aplicaciones gratuitas con las que crear y editar en la nube documentos de texto, hojas de cálculo o presentaciones mediante iWork o Google Docs.

Slack, el mejor sistema para comunicarte con equipos en el trabajo

“Imagina todas las comunicaciones de tu equipo en un mismo lugar, localizables al instante, disponible donde vayas. Eso es Slack”.

Tras mes y medio utilizando Slack activamente, estoy convencido de que es un sistema que nos acerca aún más al futuro de las comunicaciones en equipo. Por el momento lo estoy usando en dos proyectos diferentes y las 14 personas que hemos hecho la prueba estamos encantados. Continuar leyendo “Slack, el mejor sistema para comunicarte con equipos en el trabajo”

Un trayecto largo para ir a trabajar

A veces nos quejamos de que tenemos un trayecto largo hasta el trabajo, no valorando lo que tenemos o desconociendo que existe gente que tarda casi 3 días en llegar a su puesto laboral:

My “commute” from New York to rural Nepal typically is a 13 hour flight to Doha, one night stay in Doha, 5 hour flight to Kathmandu, 1.5 hour flight to western Nepal, and then a nauseating 12 hour jeep ride to rural Nepal where we work.

Aparte de esto, me ha gustado la entrevista porque el protagonista explica como sacar el máximo partido laboralmente a sus viajes y como se organiza con un equipo de mas 100 personas repartidos por el mundo incluyendo zonas rurales. Parece ser que Asana es su gran secreto.

Dispatch, la mejor aplicación de correo electrónico para iOS

Tras varias semanas usando Dispatch y haber probado numerosas alternativas para la gestión del correo electrónico, creo firmemente que Dispatch es la mejor aplicación de correo electrónico para iOS.

Dispatch es una aplicación creada por un pequeño equipo de programadores que lleva tiempo siendo conocida entre los usuarios más pro de iOS, pero que con los añadidos de la versión 2.0 debería dar un salto de popularidad y descargas en la App Store. Continuar leyendo “Dispatch, la mejor aplicación de correo electrónico para iOS”

La importancia de controlar las tareas repetitivas

Hace unas semanas me di cuenta de que había cometido un error tonto e imperdonable en la gestión de mi contabilidad personal: no había entregado a tiempo al gestor una factura para que procediera a contabilizarla.

Olvidé hacerlo porque esa factura no es habitual en el tiempo; un sistema la emite automáticamente cuando procede y yo debo descargarla para poder tenerla en mis archivos. Al no tener una fecha fija de emisión lo que hacía antes era comprobar una vez al trimestre si había alguna factura en el sistema, pero en el último trimestre no lo hice. Continuar leyendo “La importancia de controlar las tareas repetitivas”

Una vuelta de tuerca a los filtros en el correo

La creación de filtros de correo electrónico es algo imprescindible si se desea tener una bandeja de entrada despejada a la que únicamente llegue el correo que tiene que llegar.

Hace años creé decenas de filtros que me repartían el correo a diversas carpetas de forma automática, pero llegó un momento en que el que tenía correos sin leer en la bandeja de entrada y en otras cuatro o cinco carpetas, y eso es algo que me ponía nervioso.

Para solucionarlo opté por borrar todos los filtros y empezar de cero, creando un sistema por el cual actualmente sólo me llegan emails a la bandeja de entrada y a otra carpeta secundaria de trabajo que reviso una vez al día. Me borré de todas las newsletters posibles, desactivé notificaciones de redes sociales y seguí siendo implacable con la publicidad no deseada marcándola como spam de forma inmediata.

Además, oculté en la barra lateral de Gmail esa carpeta secundaria para no verla al entrar al correo y así evitar la tentación de pinchar para ver la carpeta cuando ésta marcara que había nuevo correo.

De hecho en la barra lateral de Gmail sólo veo dos carpetas por defecto:

  • Entrada
  • Enviados

La carpeta Spam, necesaria en ciertas ocasiones

Dado que trabajo con 10 cuentas de correo, debo revisar la carpeta Spam de forma diaria porque los sistemas automáticos de detección a veces fallan y se exceden, evitando que emails importantes entren a la bandeja de entrada. Por eso tengo activado una opción que el otro día la cuenta de Twitter de Gmail recordó: el de marcar la opción de mostrar en la barra lateral izquierda la carpeta Spam solo si tiene algún correo sin leer.

Activa las opciones de Gmail para mostrar la carpeta de spam solo si tiene correo nuevo.

Trabajando en “modo avión”

“Si en nuestros trabajos dependemos tanto de nuestra agilidad mental, de nuestra creatividad, ideas, lucidez y visión, ¿por qué nos empeñamos constantemente en dinamitar todo eso? Aunque lo decimos de boquilla creo que no somos conscientes de todo lo que nos quitamos a nosotros mismos con nuestras distracciones. Sólo nos quejamos de sus consecuencias”.

Berto Pena nos recuerda en su último post que estar permanentemente distraido por notificaciones de todo tipo es una rémora para nuestra productividad. Hace unos días escribí sobre ello: desde que recibo menos notificaciones trabajo mejor y vivo más relajado.