Hasta pronto, Kobe

Kobe Bryant

Ver caer a un jugador como Kobe Bryant me ha causado un enorme impacto. Llevo siguiendo la carrera de Bryant desde que debutó en la NBA en 1996 y lo que estaba consiguiendo en esta última temporada no dejaba de maravillarme.

En 2013, disputando su 17ª temporada como profesional, Bryant estaba a un nivel sublime, desafiando cualquier lógica física de rendimiento deportivo a una edad -34 años- en la que muchos a lo largo de la historia eran o sólo un recuerdo o carne de banquillo.

Pero Bryant es diferente a todos. Nunca nadie -repito, nadie-, había conseguido los números que Kobe Bryant estaba alcanzando en su 17ª campaña en activo. Porque con Bryant no se trataba de edad, que también, si no de temporadas. 17 temporadas NBA, que sumando sus minutos en playoffs y competición olímpica se disparaban hasta un equivalente a 20,3 temporadas regulares de la liga americana. Una cifra fuera del alcance de la mayoría de los mortales.

Después de dos semanas jugando prácticamente 48 minutos por partido y de haber acumulado más de 3.000 minutos de juego en toda la temporada* luchando por llevar a Los Angeles Lakers hasta los playoffs, esta pasada madrugada su tendón de Aquiles ha dicho basta, haciéndole caer al suelo sin que nadie le tocara tras haber dado todo lo que tenía en el cuerpo durante 17 largos años.

Dice la mitología griega que Aquiles no puede escapar de su destino, que fue creado para la batalla, así que aquí te esperamos Bryant, no tardes.

* El tercero en la NBA, sólo por detrás de Kevin Durant (80 partidos) y Damian Lillard (79 partidos), jugadores con 10 y 12 años menos respectivamente que Bryant (78 partidos).

El once ideal del fútbol mundial es el fracaso de La Liga

Ayer se celebró la gala de entrega del Balón de Oro 2012. No voy a hablar de Messi, el ganador del trofeo por cuarto año consecutivo, si no del equipo ideal del año 2012, elegido con los votos de más de 50.000 futbolistas profesionales de todo el mundo.

A saber: Casillas, Marcelo, Piqué, Sergio Ramos, Alves, Xabi Alonso, Xavi, Iniesta, Cristiano Ronaldo, Messi y Falcao.

¿Qué tienen estos jugadores en común? Pues que todos juegan en La Liga. Muchos medios están vendiendo esta noticia como una apoteosis que demuestra que la competición española es la mejor del mundo.

Lamentablemente la realidad es muy diferente. Los once jugadores son miembros de tres clubes en total. De hecho la dominación de Madrid y Barça es casi absoluta, siendo Falcao el único hombre que no juega en esos equipos. Y precisamente ahí es donde se pueden ver el fracaso y las malas noticias para la Liga.

Si los componentes del equipo ideal del mundo juegan en sólo dos equipos, ¿a qué nivel quedan los otros 18 equipos? ¿Cómo compiten ante tales rivales? Pues de mala manera, en desigualdad y sin mucha capacidad para dar la sorpresa.

Ahí están los números de la pasada Liga 2011-12, cuando el Real Madrid marcó 121 goles y consiguió 100 puntos. El Barcelona anotó 114 goles y se fue hasta los 91 puntos. El tercero, el Valencia C.F., logró 61 puntos… 39 menos que el campeón y 30 menos que el segundo. Una diferencia abismal que demuestra el penoso estado de la competición en La Liga.

Desde luego pienso que la liga española no es la mejor del mundo y si hablamos de atractivo para el aficionado no la metería ni entre las tres mejores. Que dos clubes atesoren los mayores talentos futbolísticos del mundo es un error que le saldrá caro al fútbol español. Al tiempo.

NikeFuel, la unidad para medir tu actividad

Nike sigue con su campaña de innovación. Para este 2012 están apostando fuerte por Nike+ extendiendolo a otros deportes además del running, en el cual ya tienen varios años de experiencia. Fitness, baloncesto, skate… Prácticamente cualquier tipo de actividad que implique movimiento puede ser medida con Nike+ y Nike Fuel y por ello Nike ha renovado su web nikeplus.com con interesantes novedades y características que buscan la motivación del usuario de forma permanente.

Como muestra, estos vídeos:

Y tú, ¿a qué esperas para moverte? #makeitcount #gameonworld

Records personales deportivos a batir

La segunda parte del año suele concentrar la mayor parte de mis actividades deportivas anuales, así que este verano y otoño de 2012 me he propuesto superar anteriores marcas personales que no son gran cosa, por cierto. Dejo aquí mis totales y en diciembre-enero volveré a ver si han sido superados.

  • Mejor mes running: noviembre 2011, 310,7 kilómetros
  • Mejor mes bicicleta: julio 1993, 347 kilómetros
  • Mejor mes hiking: octubre 2011, 59,8 kilómetros
  • Mejor mes puntos Fuel: junio 2012, 148.500 puntos

No creo que sea capaz de superar el registro en lo que a running se refiere porque aún arrastro las secuelas de una tendinitis y no sé si en otoño estaré plenamente recuperado como para realizar ese esfuerzo, pero el objetivo está ahí si me encuentro bien.

Hoy hace 17 años…

Hoy hace 17 años era domingo y estaba pendiente de la radio. Y no precisamente por un partido de Primera División.

En esa época casi nadie tenía Internet en España y no había muchos canales de información para enterarse de lo que estaba ocurriendo en ese momento en la otra parte del mundo. A mi me interesaba saber lo que estaba pasando en Indianapolis, una ciudad de Estados Unidos

Recuerdo que estaba jugando partidos de fútbol sala con mis amigos en el polideportivo de Villamanrique y hacía una excelente tarde. Estábamos varios equipos turnándonos (jugábamos bajo el tradicional formato del rey de la pista) y aprovechaba cualquier descanso para ponerme los auriculares y oir las noticias que el corresponsal de la SER en Estados Unidos daba en Carrusel Deportivo. Incluso dejaba de jugar aposta para escuchar la radio esperando las conexiones puntuales con el citado corresponsal.

Fijaos si ese día estaba ocurriendo algo importante en el mítico Marquet Square Arena de Indianapolis como para conectar en directo desde España interrumpiendo la narración de los partidos de fútbol de la jornada de Primera División.

Michael Jordan volvía a la NBA.

El rumor de su regreso se había disparado durante la semana y ese día por fin el rumor se convertía en realidad. Recuerdo que cuando me lo comentaron en el instituto unos días antes (creo que fue Toni el primero que lo hizo) tenía mis dudas sobre el rumor y no lo creía posible, pero el sueño se convirtió en realidad.

Lamentablemente en esa época el baloncesto NBA era maltratado por Televisión Española y no pudimos ver el regreso de Jordan en Indiana hasta seis días después. El siguiente sábado por la mañana, TVE programó el diferido del partido con más de 120 horas de retraso. De hecho ni siquiera emitieron el partido completo, creo que fue el segundo cuarto el que no vio la luz nunca en nuestro país. Por cierto, ese fue uno de los últimos partidos NBA comentados por Ramón Trecet.

No conseguí ver a Jordan en directo en esa segunda etapa (aunque vi no menos de 150 partidos de los míticos Bulls del segundo Three-Peat durante los siguientes tres años), pero afortunadamente para todos Jordan volvió de nuevo a la NBA en 2001 y en el año 2003, Alberto y yo vimos jugar a Jordan en directo en Miami.

Por supuesto también he dedicado un post especial a este día en NBAmaniacs.

Repaso a mis números

En 2006 comencé a contabilizar los kilómetros que corría como forma de control y motivación. Primero con Nike+, luego con el duo iPhone-Runkeeper y en la actualidad con un Garmin Forerunner.

Cada año he corrido más que el anterior:

  • 2007: un 30% más que el año anterior
  • 2008: un 37% más que el año anterior
  • 2009: un 15% más que el año anterior
  • 2010: un 26% más que el año anterior
  • 2011: un 33% más que el año anterior

La cifra de kilómetros practicando el running no es muy alta -987kms en 2011, 2.820 los que llevo contabilizados desde 2006-, pero me sirve para recordar que cada año que pasa corro más porque cada vez me gusta más.

Este año he dado otro paso y ya estoy apuntado a mi primera media maratón, así que a buen seguro que superaré la marca de kilómetros del 2011 ya que por primera vez en mi vida estoy entrenando más seriamente (pero no mucho).

PD: En esas actividades no están contabilizados los kilómetros que he hecho en bicicleta, pateando la montaña, en caminatas o jugando al fútbol -pasando de los 1.000- pero eso se podrá contabilizar en cierto modo cuando tenga en mi muñeca el nuevo invento de Nike, la Nike+ FuelBand.

La liga española de fútbol se hunde

En mis anotaciones acerca de nuevos temas sobre los que escribir en el futuro, tenía apuntado algo así: “Fallos LFP”. Lo que venían a resumir esas dos palabras era la cantidad de acciones erróneas que estaba realizado la Liga de Fútbol Profesional de España de cara a preservar el interés de la competición.

Hoy, dos años después de pensar en escribir sobre los “Fallos LFP”, me pongo a ello de forma muy breve.

SITUACIÓN ACTUAL DEPORTIVA
El Real Madrid y el Fútbol Club Barcelona, son, sin ninguna discusión posible, los dos mejores equipos del mundo en la actualidad.

El Barcelona está en el punto más alto del mejor ciclo de su historia y uno de los más grandes de cualquier club. Este pasado fin de semana ha ganado la Copa Intercontinental -o como se llame ahora- y acumula en sus vitrinas 13 de los últimos 16 títulos disputados. Es un equipo excepcional, arrasador y dominador como pocos.

El Real Madrid, aún sin alcanzar la excelencia del Barça, es indiscutiblemente el otro gran club mundial y no sólo por su palmarés. Es el líder de la Liga BBVA (por delante del Barcelona), ganó la Copa del Rey 2011 (al Barcelona) y sólo el Barcelona parece rival para disputarle cualquier título que dispute. Es un equipo al alza, con excelentes jugadores y que es capaz de golear en todos los partidos.

LA COMPETICIÓN EUROPEA
En Europa la diferencia de Madrid y Barcelona respecto a los demás no parece tanta ya que hay grandes clubes que si se les pone una ronda a doble partido de cara pueden eliminar o al menos poner en dificultades a ambos. Además, el hecho de jugar dos partidos y de no ser una liga entre todos camufla bastante la diferencia abismal entre unos y otros. Por ejemplo, un aficionado del Manchester United puede pensar que tal vez si su equipo hubiese jugado la final de Champions 2011 contra el Madrid la hubiese podido ganar; hace años que United y Madrid no se enfrentan, no se conoce la diferencia real entre ambos sin enfrentarlos en el césped.

LA COMPETICIÓN ESPAÑOLA
Pero en España es distinto. Real Madrid y FC Barcelona se han distanciado tanto de sus rivales españoles, que están machacando la competición. Es habitual que en el 80% de partidos que disputen ambos equipos ver un resultado que sea una goleada a favor; valga como ejemplo los dos últimos encuentros: Barcelona 4 – Rayo 0 y Sevilla 2 – Real Madrid 6. Y este es el principal problema de una competición que pierde interés entre los aficionados por varios motivos:

  • Poderío de Madrid y Barcelona: los aficionados del resto de equipos no esperan al partido contra los dos grandes del fútbol español como el día en que David vence a Golliat, sino como el día en que previsiblemente sean goleados.
  • Los propios aficionados de Madrid y Barcelona -descartando al forofo- no se sienten “mal” si algún otro compromiso les impide ver a su equipo; será un partido más de los 38 que se disputan en la Liga y probablemente sea un paseo militar sin mucha historia.
  • Los horarios en España: muchos partidos a las 22:00 en pleno invierno ya sea martes, sábado o domingo. Es de locos, de majaderos. Ni apetece ir al estadio a esa hora ni se favorece que los niños puedan ver el fútbol en casa con sus padres.
  • Los horarios en el mundo: los mercados europeo y asiático son reducidos para la Liga BBVA respecto a lo que podrían ser. Unos horarios infames que obligan a trasnochar o madrugar escandalosamente es el peaje que tienen que pagar aficionados del Madrid o Barcelona para ver a su equipo. Por si esto fuera poco, el aficionado extranjero piensa: “¿quitarme horas de sueño para ver un partido que de antemano sé que va ganar mi equipo? Mejor no”. Sé lo que es trasnochar o madrugar para ver un deporte -NBA- y cuando lo hago es porque quiero ver competición real, tengo la duda de saber cuál será el resultado final de un encuentro. Es como si fueras a ver una partida de poker con trampas, ya sabes quien va a ganar. Para ver como un súper equipo destroza a un sparring no dejo de dormir.

EL FUTURO
Muchos pensarán que el sistema está bien así, que la liga tiene mucho interés y grandes audiencias. A ellos les digo que no hay que pensar sólo en el presente. La sociedad cambia cada vez más y más rápido; hay mucha oferta de ocio, hay mucha crisis, hay muchas ligas y hay mucha gente tratando de mejorar y hacer más atractivas sus competiciones deportivas de forma permanente. ¿Se está haciendo eso en España? No. ¿Se puede pagar esa dejadez en el futuro? Sí.