Escribir y publicar a base de oídas

Una vez más: no creas todo lo que lees.

Uno de los problemas que tienen los medios de la actualidad es que publicar contenido para ser leído por miles de millones de personas en el mundo es tan fácil que cualquiera puede hacerlo. Hace un par de décadas solo te podían leer miles —o millones— de personas si escribías para algún periódico o revista de renombre. Hoy basta con Twitter y de Twitter es de donde salen muchos de los que escriben y muchas historias de las que se publican.

Ojo, no hay nada malo en ello, pero cuando el escritor no conoce en profundidad el tema y no hay un editor por encima de él revisando que lo que vaya a llegar a los lectores no sea un cúmulo de despropósitos, pasan cosas como esta: HighSnobiety publicando una historia que cuenta como adidas no entró en la Unión Soviética hasta los 80 por ser repudiada por los comunistas antes de ese año.

Si naciste en los 70 sabrás que eso es mentira porque tendrás guardados en tu memoria recuerdos de deportistas soviéticos y de países comunistas con las tres franjas y el logotipo de adidas al lado de su bandera.

Seize9 explica perfectamente esta historia en su blog y concluye con un desmoralizador párrafo sobre ello:

“¿De dónde ha sacado esta historia HS? Hace años que rula por internet una versión básica de este texto, que se va repitiendo por foros sin que nadie cuestione ni uno solo de sus argumentos. Todos con las mismas frases y las mismas fotos. En ocasiones el equipo soviético de balonmano se convierte en equipo de baloncesto, pero nadie ha perdido 30 segundos en averiguar si era cierto que la Unión Soviética prohibió el logotipo de adidas durante los juegos.”

La imperiosa necesidad de generar contenido, haciendo malas pasadas.

¿Llegando al límite de las suscripciones digitales?

Algunos soñábamos con las suscripciones a servicios digitales para dejar de ser piratas, pero se nos empiezan a amontonar los compromisos.

Partiendo de la base de que soy un firme defensor de los servicios de suscripción para acceder de manera regular y legal a todo tipo de contenido digital, no termino de ver claro hacia donde va a tirar el mercado en cuanto a seguir apoyando este comportamiento de la suscripción y pago mensual.

Esta muy bien y ‘mola’ suscribirnos a servicios a los que sacamos (o creemos que vamos a sacar) partido. La situación comienza más o menos así:

— “Netflix está genial y el primer mes es gratis. Me apunto”.
— “Con Apple Music o Spotify tienes toda la música que quieras y te olvidas de todo y al principio es gratis. Venga, dale al botón”.
— “Necesito espacio en la nube y Google y Apple casi lo regalan. Ni lo pienso”.
— “Este blog está genial y por el precio de un par de cafés me aporta un contenido interesante. Allá va mi cuenta Paypal”.
Continuar leyendo “¿Llegando al límite de las suscripciones digitales?”

Escribir bien

Hace meses decidí que lo de escribir de manera civilizada atendiendo a las normas marcadas por la R.A.E. debía ser una prioridad para mí. Escribir más de 1.000 palabras a diario desde hace años para lectores, clientes y amigos es algo que prácticamente me obliga a ello.

Es cierto que la época de no querer usar tildes o los ‘xq’ la dejé atrás con el cambio de siglo y el abandono de la adolescencia, pero no ha sido hasta hace relativamente poco cuando me he propuesto cumplir concienzudamente con las normas de nuestro lenguaje. Simplemente quiero que lo que yo escriba en un blog, email o mensaje privado sea agradable, respetuoso y fácil de leer y entender esté dirigido a quien esté dirigido.

Se acabó el no usar el signo de exclamación inicial, no terminar las frases con un punto o abusar de anglicismos. Entiendo que el lenguaje está para entendernos y que un “ola que tal!” es, en esencia, un “Hola, ¿qué tal? ”, pero las cosas, haciéndolas bien hechas es como mejor se hacen.

Star Wars VII: cuando la decepción es imposible

‘El despertar de la fuerza’ es lo que esperábamos desde 1983

¿Conoces esa sensación de esperar algo durante mucho tiempo y que luego te lleves una decepción por no estar a la altura de lo que esperabas? Pues con ‘El despertar de la fuerza’ probablemente te pase lo contrario y lo único que quieras es más y más y que la primavera de 2017 llegue pronto.

El séptimo episodio de Star Wars es una maravilla que devuelve a la saga al sitio que se merece después de serios tropezones con ‘La amenaza fantasma’, ‘El ataque de los clones’ y ‘La venganza de los Sith’.

Si tiene algo malo esta película es que desde ya las mencionadas entregas de la saga estrenadas entre 1999 y 2005 son aún peores. La estética tan digital y limpia de aquellas cintas que mas bien parecían películas de ordenador con algún humano que aparecía de vez en cuando en el escenario, contrastan con la trilogía original y el episodio VII. En ‘The Force Awakens’ la tecnología está tan bien implementada y los efectos especiales tan bien realizados que pasan desapercibidos.

Star Wars nunca debió tener al esperpento de Jar Jar Binks como punta de lanza de un ejército de personajes absurdos, así como tampoco tuvo que ser rodada en un noventa por ciento en un estudio con fondo azul en esa trilogía anodina de principios de siglo.

Me pregunto qué pensará George Lucas tras haber visto ‘El despertar de la fuerza’. Probablemente sea algo como “Se me fue la olla” o “Vaya cagada hice”.

¿Cómo crees que será el futuro?

Hoy es un día como otro cualquiera. En realidad que sea 21 de octubre de 2015 y que la fecha coincida con la que llegaron Marty McFly y Emmet Brown al futuro no es importante ni un hito. Es un simple miércoles de otoño.

Pero hoy es un día perfecto para recordar ‘Regreso al futuro II’, porque haciéndolo podemos pararnos un momento a pensar dónde estamos y qué tenemos a nuestro alcance comparándonos con las imágenes de la famosa película.

Continuar leyendo “¿Cómo crees que será el futuro?”

¡Hoy vuelve Lost!

Hoy es la gran noche, amigos. Vuelve Lost.

La mejor serie que he visto en mi vida merece la mejor promo posible y los de Cuatro se salieron del mapa creando hace unas semanas un vídeo promocional que ha dado la vuelta al mundo y que los propios creadores de la serie han calificado “como la mejor promo hecha nunca para Lost” por lo que han decidido utilizarla en USA con la voz de John Locke (Terry O’Quinn).

Si es la primera vez que ves este vídeo y no tienes un subidón es que no eres humano.

Vídeo en español:

Vídeo en inglés:

Y el mejor vídeo que existe sobre el accidente del avión:

Bohemian Rhapsody interpretada por máquinas

Auténtica maravilla la que he encontrado en el blog Mangas Verdes. Bohemian Rhapsody, de Queen, sin duda una de las canciones más impactantes e influyentes de la Historia de la música, es interpretada por una serie de equipos informáticos antiguos: un escaner, un Atari, un disco flexible de 8 pulgadas, un disco duro de 3,5 y un Texas Instrumentes. Según el autor no se han utilizado efectos ni samplers. Es alucinante:

Si queréis algo más de info de las máquinas, visitad el post de Mangas Verdes.

PD: esta entrada está dedicada a Luiselrubio.