No te vas a comprar un Surface Pro 3… y lo sabes

Ayer Microsoft presentó el Surface Pro 3, el dispositivo ideado para cubrir ese teórico nicho comercial existente entre tablets y portátiles al uso.

A primera vista la última versión de Surface parece un producto interesante: ligero, potente, capacidad de actuar como PC y posibilidades de usarlo como tablet. Sin embargo a la hora de verdad Surface Pro 3 sigue siendo algo cuyo nicho de mercado es extremadamente pequeño a lo que sin duda también contribuyen sus precios 1.

Por supuesto que hay gente dispuesta a comprárselo, incluso existe quien asegura que si Apple sacara un producto así se lo compraría de forma inmediata, probablemente yo uno de ellos. Pero la realidad es que un dispositivo de este tipo, que es más un PC que una tablet, no puede terminar siendo un éxito gigantesto de ventas sea creación de Apple o de cualquier otra empresa porque la mayoría de usuarios no buscan esto.

Mira en tus círculos cercanos y dime si el 90% de las personas que conoces no se pueden identificar con uno de los siguientes cuatro ejemplos:

  1. El que tiene ordenador en casa y le basta con un smartphone 2.
  2. El que tiene ordenador en casa y una tablet para ocio.
  3. El que usa el ordenador del trabajo y le basta con un smartphone y/o tablet.
  4. El que tiene una tablet en casa y nada más (principalmente gente de +50 años).

Luego está el quinto grupo de usuarios, aquellos que van con un portatil a cuestas a todos lados por temas de trabajo o estudio y que generalmente tienen un ordenador en casa o incluso otro más en el trabajo.

Esos mismos también tienen tablet y smartphone y algunos de ellos van a valorar comprar un Surface Pro 3, pero si te has ido fijando ya estamos en un porcentaje de mercado bastante bajo y es por eso por lo que el titular de este post probablemente haya acertado contigo, lector: no te vas a comprar un Surface Pro 3… y lo sabes.


  1. Si comparamos un MacBook Air de 13 pulgadas con procesador i5, 128GB HD, 8 GB RAM con un Surface Pro 3 similar con teclado, el producto de Microsoft cuesta 100€ más con menores prestaciones por la RAM y la ausencia de trackpad. A cambio el Surface Pro 3 con teclado pesa algo menos: 1,05 kilos frente a los 1,35 del MacBook Air. 
  2. Un porcentaje de este grupo entra dentro de los posibles clientes del Surface, pero no la mayoría, quienes desecharán la idea de comprarlo como único equipo por sus evidentes ausencias ante un portatil. 

Autor: Elio

Si te ha gustado este post no dudes en suscribirte al feed RSS o a seguirme en Twitter para seguir comentando este y otros artículos que vendrán. Gracias por tu visita.