Hasta pronto, Kobe

Kobe Bryant

Ver caer a un jugador como Kobe Bryant me ha causado un enorme impacto. Llevo siguiendo la carrera de Bryant desde que debutó en la NBA en 1996 y lo que estaba consiguiendo en esta última temporada no dejaba de maravillarme.

En 2013, disputando su 17ª temporada como profesional, Bryant estaba a un nivel sublime, desafiando cualquier lógica física de rendimiento deportivo a una edad -34 años- en la que muchos a lo largo de la historia eran o sólo un recuerdo o carne de banquillo.

Pero Bryant es diferente a todos. Nunca nadie -repito, nadie-, había conseguido los números que Kobe Bryant estaba alcanzando en su 17ª campaña en activo. Porque con Bryant no se trataba de edad, que también, si no de temporadas. 17 temporadas NBA, que sumando sus minutos en playoffs y competición olímpica se disparaban hasta un equivalente a 20,3 temporadas regulares de la liga americana. Una cifra fuera del alcance de la mayoría de los mortales.

Después de dos semanas jugando prácticamente 48 minutos por partido y de haber acumulado más de 3.000 minutos de juego en toda la temporada* luchando por llevar a Los Angeles Lakers hasta los playoffs, esta pasada madrugada su tendón de Aquiles ha dicho basta, haciéndole caer al suelo sin que nadie le tocara tras haber dado todo lo que tenía en el cuerpo durante 17 largos años.

Dice la mitología griega que Aquiles no puede escapar de su destino, que fue creado para la batalla, así que aquí te esperamos Bryant, no tardes.

* El tercero en la NBA, sólo por detrás de Kevin Durant (80 partidos) y Damian Lillard (79 partidos), jugadores con 10 y 12 años menos respectivamente que Bryant (78 partidos).

Autor: Elio

Si te ha gustado este post no dudes en suscribirte al feed RSS o a seguirme en Twitter para seguir comentando este y otros artículos que vendrán. Gracias por tu visita.