Ley de Murphy

Y no del que conozco, sino del auténtico. Esta tarde he salido a correr y como siempre he cogido mi iPod Shuffle (tranquilos que esto no es un post pro-Apple). Mientras bajaba en el ascensor reflexionaba acerca de las pocas veces que he cargado este aparato en los 15 meses que lleva en mi poder. Me decía a mi mismo: “esto es la leche, creo que en el nuevo ordenador (abril) no lo he cargado aun y nunca se me ha acabado la batería”.

Menudo inocente, a doscientos metros del portal se me ha apagado por primera vez. Una vez más, la Ley se vuelve a cumplir.

Autor: Elio

Si te ha gustado este post no dudes en suscribirte al feed RSS o a seguirme en Twitter para seguir comentando este y otros artículos que vendrán. Gracias por tu visita.

3 opiniones en “Ley de Murphy”

  1. Escribo,porque no he encontrado el telefono de aludidos.Que sepas Elio que el autentico,es el que suscribe,el otro es un simple imitador.He dicho.

  2. Jeje, el otro no es un imitador tio.Lo que está claro es que poco a poco voy consiguiendo que escribais.

  3. Otra vez te equivocas,¿porque quien si no dijo que ya no escribia nadie?,exacto,fui yo,y ¿porque hice semejante afirmacion?,exacto otra vez,porque yo si que escribo regularmente.

Comentarios cerrados.