El Club de la Cuchara

¡Sí amigos! Mi próximo negocio no va a ser venderos excedentes de vestuario en un rastrillo navideño sino un restaurante. Andaba rondando la idea desde hace mucho y nos hemos juntado tres campeones y ya casi está en marcha, el miercoles 14 es la inauguración. Por supuesto estais todos invitados, espero veros allí.

Un dato muy importante: el restaurante aparte de comida y bebida tiene dos peazo pantallas de plasma de 61 pulgadas (1,50 metros de ancho) para ver fútbol… Ya sabeis donde tenemos que quedar a ver los partidos, ¿no?

Autor: Elio

Si te ha gustado este post no dudes en suscribirte al feed RSS o a seguirme en Twitter para seguir comentando este y otros artículos que vendrán. Gracias por tu visita.

2 opiniones en “El Club de la Cuchara”

  1. sitio muy bonito y bien decorado con diferentes ambientes y buen gusto cosa que no se cuida en una cocina que busca algo diferente pero no acaba de encontrar su identidad en los platos.penosa terraza de verano mal atendida y muy poco practica ya que los paseos del camarero al final pasan factura al servicio.

  2. Restaurante que a cambiado notablemente tanto su servicio como su cocina. En el exterior nos encontramos una fachada antigua, poco cuidada y nada llamativa. En su interior la decoracion y la amplitud nos sorprende, teniendo varios salones y un privado, todo en un ambiente muy acojedor; pudiendo hacer una seleccion mas buena de la musica ambiental,eso si; sin duda las pantallas de tv rompen con la armonia del restaurante dando una imagen de “bar de tapas”. El servicio bueno, aunque mejoraria si no huviera tanto periodo de espera entre unos platos y otros, en conjunto buen servicio y trato cordial y educado.La cocina ha cambiado notablemente donde los platos de “taberna” poco cuidados y elaborados han dado paso a platos para paladares selecctos donde tanto la carne como el pescado esta en su punto, y nos encontramos con presentaciones mucho mas cuidadosas que en la anterior carta gracias al nuevo jefe de cocina.Un amigo

Comentarios cerrados.